SIRVEN EN VUESTRAS VIDAS

“Soy Thor, que guía a los gigantes según la voluntad del Señor.

Estoy a la cabeza del Ejército de la Luz y estamos asaltando la tierra con toda nuestra fuerza. Veo la tierra desde la luna y una ola blanca y espumosa aparece y desciende, está impregnada de la voluntad del Señor.»

Veo a Thor, sostiene un enorme martillo en cuyo final silban pequeños relámpagos blanco-azulados. Su forma cambia; a veces parece masivo, como un coloso gigante con armadura pesada, a veces de forma más pequeña y mucho más estrecha. Su armadura es radiante y usa un casco dorado con alas a los lados, su cabello sobresale del casco, son rubios, tiene ojos azul claro, un azul celeste. El astringe sus cejas, él está concentrado.

Se da la vuelta y llama al resto del ejército con un grito. Su voz resuena y hace temblar las estrellas en la noche. La vibración se propaga y está viva. Es el comienzo. Ellos están viniendo. En sus corazones brilla la esperanza de encontrar una raza humana lista para la acción, preparado para actuar. Al mismo tiempo, sospechan que muchos de ellos se encuentran en una terrible oscuridad porque se han alejado de la luz, hasta el punto del completo olvido. Ante esto, quienes se acercan a la luz se vuelven más fuertes y en ellos surge una seriedad, una profundidad. Pero Thor, el luchador del Señor, brilla con determinación.

Os dice:

“Entienden que deben escuchar a la luz, comprenden que deben estar consciente de lo que está en juego durante toda vuestra vida en estos tiempos del fin del juicio. Yo, Thor, traigo las gracias del Señor conmigo, pero antes de que pueda derramarlas sobre vosotros, debo atravesar vuestra oscuridad con mi espada para cortarla finalmente para siempre.

Si solo pudieran acercarse a la luz con todo vuestro corazón, con sinceridad y con toda la profundidad de su corazón para poder hacer frente al evento único del juicio, entonces una gran cantidad aún podría salvarse.

Muchos de ustedes aún no se han dado cuenta de la gravedad de los eventos, no tienen idea, pero inconscientemente sienten lo que se avecina. Entonces, que sigan sus sentimientos, aunque sea inconscientemente, porque pueden ser salvados para que puedan ser conducidos a los lugares de refugio proporcionados por numerosos seres y así recibir su ayuda.

Oren por todos aquellos que no tienen la oportunidad de conocer todo lo que desciende de la luz y se les da a través del Plan de Ayuda Suprema, ustedes que han sido advertidos constantemente y durante tanto tiempo.

Oren para que estos seres que aún pueden ser salvos lo sean cuando llegue el momento. Y vosotros, que reciben todo lo que desciende de la luz, despiértense final y realmente. No veis lo profundamente que duermen aún? Creéis en todo lo que se derrama sobre vosotros de los muchos guías de luz? Porque todo lo que se os da es importante, muy importante, así que usan todas las indicaciones que os da la luz, para a lo requerido y cambios deseados a emprender en vuestras vidas aquí en la tierra.

Si recibís instrucciones, pautas, enseñanzas o exhortaciones de la luz, entonces ustedes están responsables de ellas. Así que sepan que se os pide aún mucho más. Aquellos que toman todo lo que derrama la luz en el fondo de su corazón, que lo entienden, que saben superar las trampas de su orgullo y los ataques de su mente, naturalmente usarán las imágenes recibidas de la luz en su vida diaria. Si se pone en movimiento, naturalmente aceptarán esta demanda y esta demanda se convertirá en una ayuda suave, agradable y liberadora para usted.

Otros que lo entiendan y lo sepan, pero aparentan de no ser capaz de aplicar en su vida diaria lo que la luz les exige, dejándose abrumar tan fácilmente por su vida diaria, aquellos, tendrán que sentir y experimentar la demanda de una manera inflexible y dura.

Es el mismo camino para todos, para ustedes que saben, para ustedes que tienen en sus manos todo lo que proviene de la luz, para ustedes que están despiertos, también para ustedes siervos del Señor en la tierra. Todos ustedes deben pasar por la espada de la justicia, de modo que los que todavía están dormidos que se despierten, el requisito también se aplica a ellos. No hay ventajas, las leyes actúan. Imprime esto en tu ser más íntimo.

habéis escuchado las palabras serias que salieron de la boca de nuestra Reina del Amor, María? De cuidar no estar arrastrado en el ultimo momento? Aún os recordéis? Entonces ahora, gracias a las palabras que brotan del amor de la luz, despiertan y que resuenen constantemente en vuestro espíritu. Los peligros están ahí, la oscuridad sabe exactamente desde qué lado atacaros, por lo tanto, despiertan sin esperar y caminan con plena conciencia del momento presente de este fin del juicio.

El ejército de la luz avanza. Sus pasos resuenan con toda la fuerza de la ley, en una carrera imparable. Ya es visible en la tierra. Y su efecto ya se puede sentir en muchos lugares. No esperen para ponerse en movimiento, sino agarran lo ahora con total confianza. No miren a vuestros vecinos, no esperen a que se levante el para seguir el camino de la luz, sino a solas debéis salirle al paso hacia vuestro Señor y Rey. Salgan al paso hacia a Él con plena convicción en su voluntad. Para agradarle, deben actuar, demostrar que quieren obedecer las leyes de Su Padre. Entréguenle vuestro corazón en cada acción, cada palabra, cada pensamiento en cada momento de vuestro día, con total sencillez y amor por Él.

Incluso si no entiendan todo lo que está sucediendo, ábranse en un sincero y verdadero verdadera dádiva de sí mismo. Tan pronto como abran la puerta se permite que una multitud de ayudantes actúen sobre vosotros, trayendo sus radiaciones para apoyaros en este trabajo que están haciendo dentro de vosotros. De esta manera vuestra propia decisión hacia vuestro Señor y Rey podrá quedar sellada y el anclaje de su obra se volverá permanente y sólida como el granito. Entonces seréis como una roca que irradia la luz de tu Señor y Rey.

Respondan al llamado de vuestro Señor y miran en qué momento le responden porque en cualquier momento podéis optar por actuar, hablar, pensar en sus leyes, y en cualquier momento podéis construir vuestra propia respuesta respondiendo al llamado de vuestro Señor y Rey. Aquí podéis sentir un lado de esta fuerza de heroísmo.

Únanse a nosotros, estamos recibiendo constantemente la fuerza del Señor, y queremos transmitirlo y compartirlo con quienes vuelven la mirada hacia la luz, con quienes se atreven a pedir con humildad, con quienes la usarán. Para transformar su vida a una piedra preciosa que brilla por su amor por el Señor de los Mundos.

Atrévanse a abrirse a la luz y descubrir la vida de la luz, tenemos tanto para dar y tanto que podemos compartir con vosotros. Ahora ya deben usar todo lo que se os ha dado utilizar, para poder recibir más. Porque, qué hacéis con lo que ya os ha sido dado? Qué hacen y qué usáis en vuestra vida diaria?

La ola de heroísmo ya se envió. Los cánticos resuenan en las estrellas, el aire vibra y tiembla con la fuerza de la presencia de la luz cada vez mayor. Ahora es el momento de levantarse, el mundo que todavía veis afuera no es más que un fantasma, una reliquia del pasado, porque la nueva Jerusalén ya está tomando su lugar en los planos sutiles y tomarán forma en la tierra a través de los manos de los siervos del Señor.

Extraen continuamente de la luz y de la fuerza de la severidad para purificaros por completo. No os olviden del lirio puro, aspiraos hacia ella.  Sumerge vuestra mirada en su cáliz y la fuerza del blanco puro os ayudará y apoyará, pero nunca os apartéis de su luz. Vuestras túnicas tienen que volverse blancas nuevamente para poder vivir en el Nuevo Reino del Señor en la tierra.

Todo se os da a través de todo lo que reciben, todo el mundo se ve afectado por lo que se le transmite y no piensa que solo refiere a los demás y no a ti mismo.

Aquellos que se pongan de pie y actúen por la luz serán bendecidos, porque incluso si se pierden a veces, recibirán ayuda, tendrán fuerza, cosecharán buena voluntad.

Pero aquellos que ahora están aflojando en sus esfuerzos, pensando que ya lo han realizado, serán superados sin darse cuenta de lo que les está pasando, y ya no entenderán nada y, enterrados bajo su orgullo, se enredarán en la confusión.

Y entonces se confirmará y cumplirá la parábola de Jesús de que el primero será el último y el último será el primero.

Estén atentos, cada uno de ustedes, sin excepción.

La obra de purificación debe continuar hasta su fin, es una obra incesante, y cuanto más procedas con determinación, con amor a vuestro Señor y Rey, sin riñas, sin “si” y sin “peros”, cuanto más recibiréis y eso sin cesar.

De esa manera seréis inundado con las gracias de la luz.

Pero todo depende de vosotros. ¡Trabajan sin cesar, adelante, incansable y fielmente! Venimos, transmitimos, asaltamos

…. ¡Daros prisa! »

Thor, un gran ser en el fuego de la voluntad, luchador del ejército de la luz, unido al fuego del caballero león.

TODO ES DÁDIVA DEL SEÑOR Y TODO DEBE VERSE COMO TAL

Todo, incluida vuestra existencia. Así que miran todo con respeto y amor por la luz.

Ya sea un don que tengan que usar para servir a la luz o el don de vuestra propia existencia, presten esmerada atención a ello, y agradezcan al Eterno en todo momento por lo que os ha confiado y lo que siempre os confía.

Hacán un buen uso de vuestro ser, de vuestra vida y de todo lo que la luz ha puesto en vuestro interior. No hay/existe gran o pequeño don visto desde la luz. Todo es útil y debe contribuir al florecimiento del Gran Todo.

Vean en Su creación. ¿Es el árbol más importante que la flor? Vean Sus criaturas. ¿Es uno más importante que el otro? ¡No! Todo es importante porque todo contribuye al equilibrio y la armonía, y cada elemento forma parte del gran plano de Su obra. Cada pieza es un componente del Gran Todo.

¿Por qué debería uno creer o pensar que una persona es más importante que otra, más importante que otra criatura?

En todo, aprendan a ver un don de vuestro Señor tal como es y a considerarlo como tal. Entonces agradeceréis a Aquel el Cual os dona todo a partir del amor. De esa manera dejarais de considerar algo como vuestro, porque todo, absolutamente todo, le pertenece sólo a Él. Sólo Él puede decidir qué uso se le debe dar.

Creéis que tenéis derechos! Pero no tenéis ninguno. Solo tenéis deberes para con Él y todo lo que Él pone en vuestro camino, para que podáis existir y servir, en que podéis sacar vosotros lo que Él dona para el bien de todos, por el bien de todos.  

Amar al Señor significa; cuidar de todo lo que Él ha provisto lo que Él os ha confiado para vivir en su obra.

Todavía no sabéis nada lo que significa todo eso. La partícula más pequeña en el aire o el agua es valiosa. La brizna de hierba más pequeña, desde el insecto más pequeño hasta el animal más grande, cada ser, todo tiene un propósito y contribuye al desarrollo del todo.

Cambien vuestro puno de vista/aspecto. No lo pongan en vosotros mismos y a vuestro ego. Realzan lo y miren todo lo que os rodea, porque todo le pertenece a Él. Entonces veréis el verdadero objetivo y el propósito de todo. Entonces entenderéis que nada os pertenece y entonces pararais queriendo hacer todo para vosotros mismísimo o dominarlo todo.

Elevan todo hacia arriba y miren dentro de vosotros con el entendimiento del espíritu, entonces domináis todo realmente con vuestros ojos, porque veréis con los ojos de la luz. De esta forma podríais lograr todo lo que se os otorga en el movimiento de las leyes de la luz y tendréis ese ojo cuidadoso para todo.

Dejan de querer “poseer” a cualquier precio y siempre querer poseer más y también lo que no os pertenece. Buscan encontrar de nuevo quienes fuisteis vosotros: estos “espíritus verdaderos”, cuyas alas deberías dejar desplegar de nuevo y respeten todo lo que pertenece a Dios. Respétense a sí mismo viviendo en Sus leyes.

Que vuestro amor de ahora en adelante se aplique solo a Él y a todo lo que le pertenece y no a vuestro amor propio, vuestras posesiones personales o vuestros deseos.

Consideren lo que significa el verdadero “amor por la luz”. Esto os ayudará a guiar cada paso, cada acción, cada palabra y cada pensamiento que tengan.

El Caballero Rojo,…… transmitido por Leilak.

HIJOS DE LA LUZ, DESPIERTEN, HA LLEGADO EL MOMENTO DE SERVIR!

Hijos de la Luz, despierten, ha llegado el momento de servir!

Hijos de la luz, despierten, el Señor los llama al servicio!

Hijos de la luz, a qué esperan, cuando llegue la hora duodécima?

El tiempo de preparación ya terminó, sin demora para trabajar, rendirse, abrir de par en par las puertas a la luz que debe estar anclada en ustedes.

Cada pensamiento, cada sensación debe formar una puerta a través de la cual dejan fluir las corrientes, que fluyen hacia abajo para la salvación de la tierra y la creación subsecuente.

Por lo tanto, es querido que tejen el camino de la salvación para vosotros mismos y para la salvación de la materialidad.

Abrense a lo que se derrama hacia abajo, y por los hilos de luz que se extienden hacia vosotros, porque estos hilos son vuestra medicina, os traen la salvación.

Esforzaos con todas vuestras fuerzas por encajar en el movimiento de la ley, porque deben actuar con el ritmo del tiempo del Señor.

Es Él quien os muestra a través de sus guías cuándo y cómo actuar, ellos os hablan a vuestro espíritu para mostraros en cada momento qué hacer.

Ya no anheláis la salvación?

Heis olvidado por qué vinisteis a esta tierra exactamente en este momento?

Es únicamente para servir a la luz; en ello descansa la vida para vosotros y el significado de todo vuestro ser.

Yolanda,

un ser femenino en el rayo del anhelo de luz.

HOMBRES, EMBRAZAN LAS ARMAS, PREPÁRANSE….

¡Hombres, embrazan las armas, prepárense, héroes, para que el día os encuentre listo cuando el Señor ejecuta Su obra!

Que sus espíritus vibren en pureza y que solo obedezcan a la voluntad de vuestro Señor.

Que vuestra voluntad propia se extinga y que se hayan fortalecido en la voluntad del Señor.

Tomen las armas, hombres, protejan tanto a la mujer noble como a las que luchan por la Luz, y mantengan su confianza, porque la luz les ha prometido un nuevo tiempo.

La luz cumple Sus promesas, así que mantengan vuestra lealtad hacia Él!

“¡Adelante con valentía!” Así habla el Señor.

¡Así que dejan que esta palabra os refresque en estos tiempos desolados, por lo tanto, levanten vuestra mirada, abren los ojos y reconoceréis las ayudas que os rodean!

El león.

“MUJERES DE LA TIERRA, ÚNANSE A ESTOS SIERVOS SERES ESENCIALES, PARA QUE A TRAVÉS DE LA UNIÓN DE LAS CORRIENTES ESPIRITUALES Y ESENCIALES PUEDA TEJERSE LA RED DORADA ALAREDEDOR DEL PLANETA QUE SENTARÁ LA BASE DE LOS PATRONES TE VUESTRA TIERRA NATAL, EL PARAISO…

Los rayos dorados de la bondad.

Veo haces de luz dorada fluir hacia la tierra. La tierra está bañada por una luz dorada.

Partiendo de las distantes alturas de luz, desde el corazón de la Rosa Dorada, estos rayos fluyen hacia abajo, descendiendo, de nivel en nivel, dividiéndose y separándose en más y más canales.

En cuando alcanzan la materialidad gruesa, se ramifican cada vez más, buscando cada abertura, incluso la más pequeña, penetrando hasta la más pequeña grieta, donde un espíritu humano les ofrece la oportunidad de servir a la luz a través a partir de un deseo sincero.

De esa manera esta toda la tierra envuelta y atravesado por estos canales de luz en diferentes tamaños, como la imagen de anchos ríos, pequeños torrentes y diminutos arroyos burbujeantes.

Es como una vasta red de vías fluviales, que comienza en el corazón de la Rosa Dorada, que “funciona como una bomba, activando un movimiento que trae corrientes cada vez más frescas, que brotan hacia arriba y fluyen hacia abajo”.

Si miro específicamente y más definido hacia estos arroyos de luz dorada, veo que innumerables seres femeninos con alas nadan en ello. Y escucho:

“Mujeres de la tierra, únanse a estas siervos esenciales, para que a través de la unión de las corrientes espirituales y esenciales pueda tejerse la red dorada alrededor del planeta, que sentará la base de los patrones de vuestra tierra natal, el paraíso.

Estos Rayos Dorados contienen “modelos” de belleza, armonía y paz que deben estar anclados en la tierra y ascender desde ello después de la purificación, según lo determine la Santa Voluntad.

Para todos los espíritus que sobrevivan al juicio, la nueva tierra se convertirá en el reflejo de las imágenes de luz que fluyen del paraíso en cada lugar de residencia.

Estos rayos dorados muestran la bondad de Dios Padre, quien amorosamente ofrece a sus hijos un ambiente donde pueden recibir alimento tanto espiritual como material, con el cual pueden fortalecerse y así fecundar todos los dones que se depositan en su espíritu;

pero solo después de que hayan reconocido y limpiado todos los errores que han cometido en el curso de su existencia.

Sirviendo a estos rayos de la bondad del Creador están los pequeños seres que buscan principalmente unirse con la feminidad terrenal para que el espíritu de generosidad materna pueda anclarse en esta tierra.

Únanse con ellos sin deseos personales y solo deseando tejer un ambiente paradisíaco para que otros exalten todo para la gloria de Dios.

Gracias a la mayor fuerza del amor que pulsa a través de estas corrientes doradas, ahora recibáis una fuerza mayor para actuar también en la materialidad sutil, con el fin de anclar estas corrientes doradas a la tierra.

No olvidéis que hay que trabajar en una conexión muy estrecha con las fuerzas de los seres que ya llevan los patrones y formas de los paisajes desde las alturas de luz a la tierra.

Por eso, acercáis a ellos porque os traen todo lo que necesitáis, no tenéis que “inventar” nada, pero derivan de los modelos las cuales ellas construyen sobre vosotros.

Los servidores esenciales tejen estas imágenes ante vuestros ojos espirituales y solo tenéis que estirar vuestros esfuerzos para recibir su ayuda para que podéis construir un ambiente futuro armonioso.

Vean las imágenes que tejen ante vuestros ojos:

Hermosos paisajes, con jardines, cascadas y fuentes, nobles estructuras y formas provenientes de todos los niveles de la creación.

Entonces depende de cada uno de ustedes ennoblecer todo lo que se les da, conectando diferentes combinaciones de colores y radiaciones, haciendo brillar la luz espiritual en todas las formas en la tierra, trayendo armonía a todo el establecimiento de toda la tierra.

Así que trabajan, actúan hacia ellos de manera constructiva y dirigen sus pensamientos y deseos hacia ellas, así ayudando a tejer los modelos de belleza y paz para el reino venidero.

Y es a través de la fuerza del silencio, en la que todo se está preparado de antemano, para que vosotras mujeres permanezcan en la concentración de la feminidad, bajo el velo negro de la concentración para recibir, lo que os está ofrecido/servido.

Por lo tanto, conviertan vuestro amor por la luz en un silencio, un anhelo desinteresado y dejan que el movimiento de la feminidad os guíe “.

Y veo cómo los pequeños seres femeninos trabajan en estos rayos dorados, tejen hermosos patrones con los rayos de luz que fluyen de sus manos, que parecen “agujas de tejer” doradas.

“Únanse a los sirvientes esenciales y trabajan con ellos para ayudarlos, para tejer redes de oro alrededor de toda la tierra.

Redes que inicialmente parecen delicadas y frágiles redes de tela arañas, que se vuelven escalón a escalón más densas o ligeras y más fuertes, para que gradualmente la luz dorada puede extenderse a través de las ramificaciones, para que la bondad de nuestro padre y nuestra madre pueden hacerse tangible “.

Cella, transmitida por Célia, sirviendo en
la radiación de la luz índigo de la nobleza
y maternidad

IMAGEN DE PORTADA POR: Kalousková Květuše

LA CRUZ RADIANTE

La carga eléctrica positiva y polaridad activa de la Justicia (Voluntad) se encuentra con la carga magnética negativa y la polaridad pasiva del Amor trayendo a la forma y manifestación la electricidad o electromagnetismo o llamada Pureza, así Justicia, Amor y Pureza se forma sobre la base de la Viesca Piscis …!

(es un simbolo hecho con dos circulos del mismo radio que se intersecan de manera que el centro de cada círculo está en la circunferencia del otro).

Este es un boceto del Logo realizado con la intención de simbolizar la Unión de las Doctrinas del Evangelio del AMOR por Jesús y de la JUSTICIA por Imanuel, QUIÉN es el “Alfa y Omega,

El principio y el fin ” de todo lo que fue creado en lo espiritual,
es obra de Imanuel,

La Rosa de Amor viva para Dios-Padre que es Jesús está en el centro de todo,

a la Cruz radiante y redentora del Santo Grial, el Sello de Salomón o La Estrella de David, a todo lo que existe.