NUESTRA MADRE TIERRA

Mujeres de la Tierra, ya pueden comenzar a alinear todas sus cualidades nutritivas, toda su ternura, todos sus sentimientos de cuidado hacia nuestra “Madre Tierra”. El daño hecho a ella es grande.

Largo será el tiempo de recuperación, el período en el que se os concede gracia para redimir vuestra parte de la culpa por su devastación.

Ahora prepárense en la reorganización de vuestras prioridades: de ahora en adelante, el bienestar de esta tierra, de Éfeso, la recreación y la creación, a través de todas las acciones de vuestro servir, siempre debe venir antes del bienestar de vuestra persona y sus propias familias.

Durante demasiado tiempo habéis colocado los deseos, expectativas y las llamadas “tradiciones” de las familias terrenales ante de vuestras tareas para la Luz y para la Familia de la Creación.

Eso tiene que parar ahora. Amplíen su comprensión de la “maternidad”, para involucrar la atención cariñosa o diligencia a toda la humanidad.

Vuelva a encontrar este concepto de maternidad, que garantiza el bienestar y el mayor desarrollo espiritual para todos los seres en todos los planetas y en todos los niveles de la creación.

Dado que este concepto de maternidad permite el amor universal, este amor altruista y desinteresado.

Desarrollan vuestras cualidades o habilidades femeninas y maternas a través de un esfuerzo constante y apasionado por servir solo a la Luz, solo al ETERNO,

para que todos los seres que vencen el juicio y también aquellos que se encarnen después del juicio reciban la ayuda de ustedes para crecer y convertirse en Hijos de la Luz, colmado de Su Fuerza, a través de la vida en esta tierra para dejarlos florecer como un verdadero reflejo del paraíso “.

Transmitido a la humanidad por Celina, un ser femenino para la maternidad al servicio de Hertha, la guardiana de la tierra.

 

PARA LA SALUD, EN EL SUELO, LAS PLANTAS, LOS ANIMALES Y EL MEDIO AMBIENTE

„Pero luego me di cuenta de que, para muchos, la ciencia es valiosa siempre que les reporté un beneficio y que incluso idolatrarán el error si así aseguran su bienestar económico. “ (Eckermann: Conversaciones con Goethe)

Los Microorganismos-Efectivos, favorecen el crecimiento de las plantas, eliminan olores desagradables en letrinas de escuelas, equilibran la digestión de los animales y de humanos osados, mantienen la higiene y pueden usarse para los peces de acuario – en los últimos años los Microorganismos-Efectivos también se ha hecho un nombre en Europa, en gran parte gracias al libro “An Earth Saving Revolution

Microorganismos-Efectivos son un líquido de color marrón con un olor agridulce, compuesto principalmente de lacto bacilos, las bacterias responsables de los efectos curativos de la leche cuajada y del “Sauerkraut”, así como del efecto saludable del pan con masa leudante, y ha sido usado por los humanos desde miles de años atrás.

Para la mayoría de la gente la mención de microbios (bacterias, levadura, hongos) da repulsión y provoca el deseo de librarse de ellos. La industria ha desarrollado productos de limpieza que matan indiscriminadamente toda forma de vida. Ésto ha conducido a la situación en la que nuestros hospitales son hogar de incontrolables variedades microbiológicas que requieren ulteriores medidas de desinfección y remedios de ingeniería genética.

Toda superficie en este mundo está habitada por microbios. Éstos son los reales gestores de toda forma de vida. Están a cargo de la supervivencia en todas partes, ya sea en el suelo o en el aire, en membranas mucosas y sobre la piel.

En tanto que las superficies estén habitadas por microbios “buenos”, no tienen cabida los microbios causantes de enfermedad. Los microbios conforman estructuras sociales muy estables ya que una especie vive tras el término del ciclo metabólico de otra. Este planeta, que una vez fue un lugar desértico e inhabitado, ha sido transformado en un mundo hermoso gracias a los microbios. Estos organismos unicelulares tan despreciados disponen de todo el material genético básico para el desarrollo de organismos multicelulares, plantas, animales y humanos.

Su tarea primordial en la naturaleza es la de asegurar que todo organismo muerto se convierta en recurso para una nueva vida. Por lo general, ésto ocurre en el suelo, los “intestinos” del mundo vegetal. Las plantas son los únicos seres vivos que digieren su alimento fuera de sus cuerpos, a través de los microbios del suelo. Los microbios del suelo metabolizan y transforman plantas, animales, humanos, o petróleo derramado, en substancias que sirven a otras formas de vida. Sin este proceso el mundo se degradaría hasta convertirse en un vertedero gigante. Los microbios son altamente adaptables y, por ello, garantizan la continuidad de la vida. Cada veinte minutos doblan su población y, en solo seis años, pasan a través de 200.000 generaciones, la misma cantidad que dispuso la humanidad para la adaptación. Por el bien de la estabilidad, los biotopos microbiológicos necesitan todas las especies existentes, incluyendo aquellas que predominan en condiciones de enfermedad; por eso no es sensato dejar que nuestro afán por la “higiene” erradique estas especies.

Nosotros somos dependientes en un mundo microbiológico equilibrado. En el tracto intestinal, de todas las criaturas con un estomago simple, el número de microbios es tan elevado que cada célula es cuidada por 10 microbios. „La muerte está en los intestinos“, como todos sabemos. Pero también albergan la vida. Más del 80% de nuestra inmunidad se genera en los intestinos. Y cada macroorganismo, humano o animal, a causa del estrés, la polución y los estimulantes, daña a sus microbios generadores de vida. Ésta es la razón por la que los organismos mayores necesitan un suministro externo de microbios nuevos, a través del aire, la comida y la bebida.

Sería sensato que los humanos y los animales se rodeasen de un entorno microbiológico saludable – ésto es posible con Microorganismos-efectivos. Lo saludable se mantiene y sustenta independientemente. Los biotopos son estables solamente si conviven un gran número de especies. En caso de que surja un problema repentino, la diversidad aumenta las posibilidades de llegar a una solución. Tendría que existir en el aire, en toda superficie y en la piel una mezcla de microbios buenos. Es importante que un pequeño grupo de organismos benéficiosos preserve su rol dominante.

Los microbios promotores de salud integran en el sistema en conjunto los potenciales microbios causantes de enfermedad, de modo tal que incluso éstos contribuyen positivamente al desarrollo del biotopo como un todo. La mayoría de la diversidad de especies no es buena ni causante de enfermedad, sino que actúa de acuerdo al grupo de organismos que predomina.

Cuando se iniciaron los experimentos microbiológicos, ya partía con estas premisas. Siguiendo el enfoque convencional, buscaba la mejor variedad microbiológica para mejorar el rendimiento de las cosechas de los agricultores. Cuando utilizó bacterias fotosintéticas, observó una mejora en la calidad de la cosecha, pero sin efectos en la cantidad. Accidentalmente, en una ocasión experimentó con una mezcla de más de 200 microbios, procedentes en su mayoría del procesamiento tradicional de vegetales encurtidos.

Con éstos consiguió cosechas mayores, con mejor sabor y de vida más larga. Como es obvio, éstas tenían intrínsecamente mayor estabilidad y se presumió que la misma estabilidad podría impartirse al consumidor del producto.

Con estas tradicionales mezclas microbiológicas el Profesor Higa desarrolló, hace mas de veinte años, la composición de los Microorganismos, la cual está disponible hoy en día como Microorganismos-efectivos, “ME” Microorganismos-efectivos son muy estable, por eso puede conservarse por más de un año a temperaturas normales, entre los 10 y 30 grados centígrados. Microorganismos-efectivos se usa en más de 120 países. En la actualidad, varias decenas de miles de agricultores y más de 10.000 hogares utilizan Microorganismos-efectivos para mejorar la salud de su entorno.

El Profesor Higa, con la profunda convicción de que este conocimiento pertenece a la humanidad, no patentó los Microorganismos-efectivos.

Con donaciones de países ricos, por ejemplo, trabaja en los barrios bajos de Nairobi, con una población estimada de 800.000 personas. La gente ahí se ocupa de la administración de la higiene con Microorganismos-efectivos, tratando sus desechos con Microorganismos-efectivos y empleándolo para el cultivo de vegetales en un terreno semidesértico a su disposición. Posteriormente, las condiciones sanitarias se han estabilizado más y las personas padecen menor estrés.

En muchas universidades, en particular en Asia, aunque también en Europa y Estados Unidos, se está investigando científicamente los efectos del Microorganismos-efectivos.

Los fondos para la investigación son donados principalmente por la EMRO o por amigos privados de Microorganismos-efectivos y también, por supuesto, se reciben donaciones de instituciones.

Mediante un muy simple proceso, que puede llevarse a cabo en cada hogar, puede incrementarse el volumen de Microorganismos-efectivos hasta treinta veces. Por consiguiente, ésta solución activada de Microorganismos-efectivos cuesta sólo una fracción del valor del producto original, pero debe usarse dentro de un corto período de tiempo antes de que pierda su efecto. De todos modos, el proceso doméstico o laboral de extensión del producto tiene la ventaja de integrar microbios de fermentación regionales.

El simple hecho de trabajar con Microorganismos-efectivos genera una perspicacia especial en la gente. Los pequeños experimentos facilitan el aprendizaje y ofrecen oportunidades de comprender la naturaleza del Microorganismos-efectivos.

Donde quiera que ocurran problemas de difícil solución, el impacto del Microorganismos-efectivos es de fácil percepción.

Por ejemplo, un director de escuela tenía la preocupación de que los niños no bebían suficiente agua a causa de que evitaban ir al baño, por los malos olores procedentes de las letrinas.

El ayuntamiento no podía proporcionar los fondos necesarios para la renovación de las mismas y los maestros veían como los alumnos sufrían por falta de concentración debido a la insuficiente ingestión de líquidos.

Uno de los compañeros llamó a un consejero en Microorganismos-efectivos, y el personal de limpieza substituyó con Microorganismos-efectivos los detergentes desinfectantes convencionales.

Con dos cucharadas de Microorganismos-efectivos para un cubo de agua ese mismo día, el nocivo olor de amoníaco había desaparecido. Mientras tanto estas experiencias se transmiten oralmente y algunas escuelas han solucionado sus problemas de deficiente financiación en esta área con la ayuda del Microorganismos-efectivos.

Parecidas experiencias viven las amas de casa cuando se generan olores nocivos en las fosas sépticas. Inicialmente, se vierten uno o dos litros de Microorganismos-efectivos activo en todos los desagües de la casa.

Mediante esta práctica se regenerará cualquier compuesto microbiológico en todos los desagües y cloacas hasta la fosa séptica. Se previene así cualquier bloqueo a largo plazo y ésto es apreciado por los fontaneros cuando tienen que reparar o cambiar la instalación.

El efecto será de larga duración si se usa sólo Microorganismos-efectivos y no se usan más productos de limpieza que maten microorganismos saludables.

Varios hoteles han incorporado Microorganismos-efectivos para el mantenimiento de la higiene.

Cualquiera que viaje frecuentemente, conoce los olores penetrantes de los productos de limpieza. Actualmente, el aroma de albaricoque parece que está de moda y ha reemplazado al de limón.

En particular, las personas alérgicas sufren mucho por culpa de estos productos. Si se rocía Microorganismos-efectivos diluido con agua en una proporción de 1:100 con un vaporizador para flores, los microbios quedarán bien esparcidos y distribuidos, también en suelos con alfombras. Ahí éstos ejercerán su acción natural, alimentándose de todas las partículas orgánicas del polvo.

En particular, los pacientes con alergia al polvo se beneficiarán, al ser los ácaros del polvo desprovistos de sus condiciones de vida y su excreción dejará de perturbar a la gente.

Las experiencias de médicos y neófitos han demostrado que las heridas, con la aplicación de, Microorganismos-efectivos obtienen un óptimo entorno microbiológico y sanan muy rápidamente.

El autor de este artículo aplica Microorganismos-efectivos en toda herida pequeña o grande. Los Microorganismos-efectivos son muy ácido y de forma concentrada sin disolución pica intensamente. Parece ser que su acidez previene el asentamiento de estreptococos (los cuales provocarían supuración).

Hay agricultores que han hecho experiencias parecidas curando a sus animales.

Hace un tiempo una naturópata, bien conocida y en el candelero, informó en una nota a sus pacientes que ha estado ingiriendo Microorganismos-efectivos, un acondicionador de suelo y una toma de granos de silo, con lo que mejoró así su digestión en un corto período de tiempo.

 

Tener un intestino sano es clave para tener un cuerpo sano

El cuerpo humano se ve sometido de forma continua a ataques de microorganismos extraños. Es muy importante que el cuerpo se pueda proteger por sí solo de los microorganismos patógenos.

La piel forma parte del sistema de defensa: mantiene alejados los microorganismos nocivos. También las mucosas tienen una función defensiva, ya que evitan que estos microorganismos lleguen a entrar en el cuerpo. Las mucosas y las glándulas producen anticuerpos que ofrecen protección contra las bacterias nocivas.

Además de estos procesos, en el sistema de defensa del cuerpo humano se produce una cooperación entre el sistema inmunológico y los microorganismos beneficiosos. La piel está cubierta de distintos tipos de bacterias lácticas que nos protegen y mantienen nuestra piel sana, elástica y capaz de cumplir su función de defensa. Las mucosas de las paredes internas del intestino nos protegen de las bacterias que consiguen introducirse en nuestro cuerpo a través de los alimentos, el aire o el agua.

Es de sobra conocido que la flora intestinal es fundamental para la capacidad defensiva de las mucosas: las bacterias lácticas forman sustancias que estimulan las mucosas, y al mismo tiempo mantienen alejadas las bacterias nocivas.

Y por lo tanto uno ya puede ver que ninguna mascarilla puede proteger a un humano de los microbios exteriores ya que las ingiere también por la piel, la comida y la bebida…………..Lo único que hace el humano intelectual estúpido es que con las mascarillas aún contamina más, ni mucho menos con la eliminación con estos venenos que pulverizan en las ciudades, esterilizando o, mejor dicho; matando el resto de los microbios que aún estaban ahí.

De esta manera, te tal actuación, llamando o provocando más aún “LA MUERTE”

Es por eso que los cuervos “Carroñeros y otros de su especie” se dirijan a estos sitios, atraídos pues eso por la muerte!!!

La naturaleza siempre tiene razón

Este dicho está contenido en una conversación de Goethe con Eckermann (13.2.1829):

“… pero la naturaleza no entiende la diversión, siempre es verdad, siempre seria, siempre estricta, ella siempre tiene razón, y los errores y equivocaciones son siempre de los humanos. Al inaccesible ella lo desdeña, y cede solo al accesible, lo verdadero y lo puro, y le revela sus secretos “.

En esta declaración es el significado profundo de la Verdad Divina. La naturaleza con sus Leyes pertenece a las Leyes de la Creación, que Dios ha tejido en la Creación como inmutable, es decir, como siempre estable. En estas Leyes se expresa la voluntad de Dios. Y dado que Dios es la Verdad, también está contenido en Su Voluntad, en Sus Leyes.

Entonces la naturaleza siempre tiene la razón, ella siempre hace lo correcto, ¡porque ella es parte de la Verdad Divina!

PRO – BIÓTICOS AL SERVICIO DE NUESTRA SALUD

A grandes rasgos, existen tres clases de microorganismos, a saber

productores,

descomponedores, y

oportunistas.

Este último tipo —al igual que ocurre en la sociedad humana — representa el mayor grupo y

siempre se adapta al tipo que predomina en un sistema determinado (“principio de dominancia”). La predominancia de un tipo u otro de microorganismo depende de las condiciones del entorno.

En el intestino humano hay aproximadamente un centenar de especies activas de microorganismos. El problema es su influencia y su número en las distintas secciones del intestino. Estos microbios, que prosperan en nuestro interior, llevan a cabo funciones metabólicas fundamentales para el ser humano: Controlan

  • nuestro sistema inmunitario y nuestro metabolismo,
  • nuestra función hormonal y
  • nuestra función nutritiva, y
  • producen aquellos compuestos que mantienen sano nuestro cuerpo, como SOD, enzimas, vitaminas, sustancias anti cancerígenas…

En el intestino delgado se absorben las partículas de alimento. Es en este lugar donde actúan los microorganismos intestinales. Por ello, la absorción se desarrolla de forma continua. Para que se dé esta circunstancia, debe existir dominancia de los microorganismos “buenos”. En caso contrario, no solo empeora la absorción de los nutrientes, sino que además se produce una debilitación del sistema inmunitario.

Si dañamos nuestra flora intestinal, entran en nuestro cuerpo sustancias tóxicas derivadas de la descomposición, como índole, escarolo, aceites de fuse, amoniaco, metano… . Y así, un “aliado” se convierte en enemigo.

La destrucción de la flora intestinal es consecuencia de la industrialización, las proteínas desnaturalizadas, el agua muerta clorada, el exceso de estrés, las terapias químicas, las sulfonamidas, los antibióticos, los distintos medicamentos, los aditivos, los pesticidas, los insecticidas, etc.

Para evitar todo esto es imprescindible garantizar la superioridad duradera de los microorganismos “buenos”.

Para conseguirlo, es necesario contar

  1. con el sustrato nutricional correcto = tipo de alimentación,
  2. con una nueva colonización óptima y variada de microorganismos efectivos

Para este fin, MikroVeda-Life es aun más efectivo que Mzyme-antioxidante. Los, compuesto de microorganismos efectivos vivos, atraviesa el estómago y llega al intestino donde desarrolla su actividad, puesto que (bebiendo MikroVeda-Life se asegura o se reinstaura la dominancia de los microorganismos “buenos”) en la tecnología de microorganismos-efectivos la presencia de microorganismos fotosintéticos favorece que los productos de la descomposición se usen para producir sustancias beneficiosas.

De este modo, el proceso de descomposición (proceso de oxidación – descomposición) se convierte en un proceso de fermentación (proceso de reducción – producción).

Los microorganismos-efectivos producen una gran cantidad de los denominados “antioxidantes”, que poseen una marcada propiedad antioxidante y por eso son beneficiosos para la salud y el medio ambiente.

  • …. en caso contrario, cuando la situación de las bacterias intestinales es muy buena,
    Mzyme-antioxidante tiene el doble de efecto. ·
  • … si se bebe Mzyme para curar una enfermedad, la flora intestinal también debe estar formada de la manera adecuada. a veces Mzyme por sí solo no basta.

De este modo, se aumenta la función antioxidante. Si se añaden vitaminas y sustancias antioxidantes naturales (mayor gasto de productos frescos) así como proteínas nativas de buena calidad, no debería generarse ningún medio en el interior del cuerpo en el que el oxígeno activo campase a sus anchas.

Así se consigue tener a raya a las enfermedades y las personas sanas conservan su salud. Al ingerir Mzyme y MikroVeda-Life conjuntamente, se obtienen elementos reguladores del intestino que refortalecen el sistema inmunitario.

Los microorganismos-efectivos están compuestos de unos 15 grupos distintos de microorganismos.

Los microorganismos-efectivos es un líquido con un agradable perfume agridulce en el que viven principalmente microorganismos generadores de oxígeno y fijadores de nitrógeno, así como bacterias del ácido láctico.

Estos inhiben todo tipo de enfermedades ya que en el lugar donde se encuentran no pueden prosperar los hongos y las bacterias “malos”. Al mismo tiempo, producen vitaminas y enzimas importantes para el ser humano, las plantas y los animales. La flora intestinal originaria, al igual que la mayor parte de la Tierra, estaba habitada por estos beneficiosos ayudantes. Los microorganismos-efectivos son capaz de transformar los microorganismos del intestino en clases “buenas”. Una prueba de ello es el cambio de olor de las deposiciones tras la ingesta de MikroVeda-Life. Su color se vuelve más amarillo, es decir, más sano. Además, MikroVeda-Life también facilita el tránsito intestinal. Por tanto, disfrutemos de todas estas saludables ventajas de tener una buena flora intestinal.

Los microorganismos efectivos poseen unas excelentes cualidades antioxidantes.

Por ejemplo, los microorganismos fotosintéticos, que forman la mayor parte en el conjunto, producen las vitaminas C y E, la vitamina B12, la vitamina K, el ácido fólico, la biotina, el ácido pantoténico, B1, B2, B3, B6, aminoácidos, enzimas, SOD y muchas otras sustancias vitales y protectoras conocidas y desconocidas.

Para realizar una cura antioxidante, se recomienda

  • El consumo de arroz integral (= arroz moreno),
  • Fruta y verdura frescas (el muesli de Budwig también ha demostrado una elevada efectividad.)

Que, en combinación con MikroVeda-Life, generan un fantástico efecto antioxidante. Añadiendo la toma del producto fermentador Mzyme, para conservar una buena salud.

Cabe destacar que el arroz integral, a diferencia del trigo integral u otros tipos de cereal, tiene una fuerte acción antioxidante. En concreto, el germen de arroz contiene sustancias y vitaminas antioxidantes. Su capa exterior está compuesta de fibras importantes desde el punto de vista dietético. Al consumir estas fibras de importancia dietética, los microorganismos útiles se multiplican en el intestino y, en cambio, se inhibe el desarrollo de gérmenes perjudiciales. Estas fibras, con la ayuda de los microorganismos efectivos y ácidos grasos esenciales, se combinan con sustancias radioactivas, con metales pesados, sustancias químicas y colesterol y los eliminan. Estas fibras vegetales regulan el contacto de la mucosa intestinal con las sustancias cancerígenas. Por ello, la indicación de estas fibras es amplia, por ejemplo:

  • Alteraciones de la flora intestinal y estados derivados
  • Dolencias intestinales inespecíficas con distinta sintomatología, por ejemplo, flatulencia, diarrea, diarrea del viajero, colitis, estreñimiento, gases, micosis intestinales y genitales.
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de terapias antibióticas
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de terapias con sulfonamidas
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de terapias tuberculostáticas
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de radioterapias
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de quimioterapias
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de desnutrición
  • Estados postoperatorios de estómago e intestino e infecciones intestinales graves (disentería, tifus, disentería de los trópicos)
  • Afecciones digestivas provocadas por la edad
  • Afecciones de la piel provocadas por daños de la flora intestinal (también indicado para aplicación tópica)
  • Infecciones crónicas de la estimulación del sistema inmunitario por activación de los fagocitos, los linfocitos B y T y el sistema inmunitario de la mucosa del intestino
  • Modulación inmune = efecto regulador en caso de debilidad inmunitaria e hiperreacción, por ejemplo, alergias, enfermedades autoagresivas
  • En caso de infecciones leves o moderadas de tipo bacteriano, vírico o miótico, neurastenias, alteraciones de la concentración
  • Cáncer, y mucho más

Así, por ejemplo, en un prometedor estudio que se está llevando a cabo en Bielorrusia con víctimas de la catástrofe de Chernóbil, las dolencias relacionadas con el cesio y el estroncio están disminuyendo significativamente con la ayuda de los microorganismos-efectivos.

PLANOS SUPERIORES DE AYUDANTES EN LA CREACIÓN POSTERIOR IV. NEPTUNO

NEPTUNO

” Desde el principio de la formación del elemento de agua, su gobernante Neptuno ha actuado en los mundos de la creación posterior y, por lo tanto, también en la Tierra como un siervo inquebrantable de la Luz

Este maravilloso sirviente también puede ser llamado Neptuno, porque en los planos de Valhalla su nombre resuena más sutil y melódicamente que en el mundo humano

El agua, a través de la unión de nervios esenciales extendidos, es su propio cuerpo y está en el agua.

Todos los ayudantes que evolucionaron de Neptuno en el elemento agua resuenan como él en cada partícula de agua.

De todos los ayudantes en la tierra, sus dos hijos, Océano y Poseidón, son los más fuertes.

Océano en las Grandes Aguas de los Grandes Océanos – Poseidón en los mares que rodean las amplias bahías del continente.

Sobre todo, Océano permanece para él y para su gente: una multitud de ayudantes que llevan a cabo sus órdenes y realizan fielmente su trabajo en las aguas de todos los océanos, ya sean heladas o cálidas que irradian los rayos de Apolo.

Océano no necesita la proximidad de las personas y las ve como ridículas en sus trivialidades terrenales, trayendo sobre todo el mal, a través de su arrogancia y pretensión intelectual.

Poseidón es más cercano a las personas en su sensibilidad, ayudándoles de vez en cuando si ve esfuerzos honestos de, por ejemplo, nadadores, pescadores y pilotos.

Pero incluso él se ha retirado a las profundidades de su palacio en los últimos siglos, enviando a sus ayudantes para ayudar a las personas que están en peligro en el mar.

Poseidón también ve con disgusto que muchas personas atribuyen las acciones de las sirenas, formas fantasmas de miedo o seducción humana, así como el peligro en el mar, a las múltiples acciones de sus ayudantes.

Sus ayudantes son maravillosos y cada vez que las personas terrenales pueden encontrarse con algunos de estos amigos leales, no pueden olvidar el esplendor de tal experiencia hasta el final de sus vidas.

El gobernante del elemento agua, Neptuno, es más poderoso en las aguas corrientes, ya que su vivacidad, saltos y burbujas reflejan su alegría y su juventud duradera.

Neptuno y sus dos hijos, Poseidón y Océano, siempre sostienen un poderoso tridente plateado en sus manos, que brilla como la superficie de un lago.

Es su instrumento y al mismo tiempo su cetro que gobierna las masas de agua.

Con un solo barrido, la herramienta de esta regla puede mover todas las partículas de agua, dándoles nueva potencia, refresco y una dirección para fluir

Poseidón y Océano tienen sus hogares en aguas profundas de los mares y océanos.

Estos poderosos gobernantes del elemento agua, llevan sobre sus cabezas una corona que tiene la apariencia de una delgada tira plateada.

La corona está envuelta con hojas finas de una planta de agua rara – en sus lados siempre hay un par de alas, pero tienen una forma especial adaptada al elemento agua.

Neptuno mismo no está atado directamente a las aguas terrenales, ya que su actividad es trabajar en todas las partes del mundo.

En otras partes del mundo, tiene más hijos e hijas: a través de él sirven fielmente a Odin y, por lo tanto, a Mercurio, a la Luz y a Parsifal.

El servicio de Neptuno es más alto que el de ellos y, al mismo tiempo, su conciencia está entrelazada con la de ellos.

Al morar en el círculo que rodea al sagrado Valhalla, el principio de acción de Neptuno es al mismo tiempo donde se encuentre el elemento del agua, incluso si es solo una gota de esta maravillosa y clara forma de materia.

En su grandeza es incomprensible para la percepción humana: el esplendor de la armonía duradera que emerge de sus movimientos es difícil de asociar con su fuerza gobernante.

Simultáneamente, es difícil conectar su fuerza gobernante con la alegría de la infancia que está en él y que se extiende a todos los ayudantes que surgen de su naturaleza.

La risa de huracán de Neptuno con la que es reconocido entre los seres enteales y elementales, se hace eco en el ruido, en el zumbido de las cascadas y en todos los lugares donde el agua supera los obstáculos de piedra en los arroyos o en el zumbido de las olas del mar

Neptuno ama a sus hijos, ama a sus gentiles ayudantes, cuyo cabello se derrite en arroyos y corrientes – – se regocija junto con tritones fuertes y tercos, que acuden a las masas de aguas en los grandes ríos como en un juego alegre

Los tritones – los ayudantes con aguas de los grandes ríos – reglan corrientes que tienen la fuerza de barrer pedazos enteros de tierra cada vez que Neptuno los llama a la orden de Odín.

Desde las profundidades de la tierra, los gigantes empujan el agua que da vida debajo del suelo de vuelta al gobierno de Neptuno – luego los divide en la dirección de los manantiales individuales en la superficie

Cada manantial de agua tiene su propio gobernador, que evolucionó como hijo de Neptuno de su voluntad para cuidar fiel y sabiamente el brillo y la pureza de su chorro de agua.

Muchos manantiales en las profundidades de la tierra – junto con los sirvientes del poderoso Vulcano – mezclando minerales, que luego son transportados con ternura por la gentileza de dichos manantiales a la superficie para ayudar con la salud para muchas criaturas y plantas.

Y en el fondo de la tierra, los elementos de Neptuno y Sirio se chocan – lo que emerge de su tormentoso pero honesto y realmente alegre encuentro ayudando a los ayudantes de Vulcano para reunir sus fuerzas, para poder mover las poderosas placas de continentes dentro de la tierra.

A partir de la radiación creada por la poderosa combinación del impacto de Neptuno y Sirio, los gigantes que sirven a Vulcano tejen tipos de fibras, desde las cuales pueden mover masas de rocas inimaginables con facilidad.

Los gigantes agradecen a los dos gobernantes por este poder – agradecen al pavimentar nuevas formas para el elemento Neptuno y Sirio a explote sobre el suelo.

Luego surgen nuevas fuentes, grietas de rocas calientes o aguas termales y vapores que actúan conjuntamente, saliendo de la roca con fuerza.

Las actuaciones de Neptuno están lejos de ser conocidas por los humanos – – no podemos entender adecuadamente las fuerzas y la radiación que tiene su elemento en sí mismo, fuerzas que podrían ser mucho más útiles para el hombre de lo que era hasta ahora

Cada vez que tocamos el agua, saludemos a Neptuno y sus fieles ayudantes que han dado vida a este elemento, para que pueda ascender en algún lugar del suelo.

La conexión entre las personas y los ayudantes de Neptuno, en reverencia y humildad a su admirable trabajo, solo puede brindarnos ayuda y bendición.

Honremos el precioso elemento del agua y luchemos para asegurar que nuestras acciones nunca traigan ni pena ni dolor a la nación de Neptuno.

El agua limpia y fresca es la base para cualquier tipo de vida aquí en la Tierra

Colaboremos con Neptuno y podremos hacerlo mucho mejor con respecto al elemento agua que nunca antes.

extraido: https://www.cesta-gralu.cz/es/neptuno/

LOS BIOTOPOS MICROBIANOS SON SANOS

La naturaleza es siempre diversidad. De esta forma actúan también los microbios, entre los que se encuentran las levaduras, hongos, bacterias, siempre en una gran diversidad de tipos.

Forma biotopos estables, que no dejan lugar a la proliferación masiva de colonias individuales. Por ejemplo, las bacterias coli tienen un efecto muy favorable sobre el intestino y sólo empieza a ser nociva cuando prolifera más de la cuenta.

Las bacterias coli se encuentran por todo el aire y sobre todas las superficies, ya que son necesarias para la vida de todos los animales y personas.

Normalmente la naturaleza ha creado para cada ser vivo su rival. Si la bacteria coli entra en contacto con la leche, lo que es frecuente en los establos con vacas, ahí encuentra su rival, la bacteria del ácido láctico, que se añade de forma natural a la leche en el útero de la vaca. Las bacterias del ácido láctico proliferan en circunstancias naturales en la leche tan rápidamente que la bacteria Coli no tiene ninguna oportunidad.

Por eso nuestros ancestros tenían productos a base de ácido láctico como alimentos conservados en forma de yogurt o kéfir, que se podían conservar varios días fuera de la nevera.

También el cuajo protege a la leche de la bacteria Coli, originariamente sólo en el tracto digestivo del ternero, pero luego también en la producción de queso.

Las bacterias del ácido láctico como componente principal también conservan verduras (col fermentada).

Hoy en día sabemos que los alimentos conservados de forma natural tienen más valor para la salud que el producto original, porque están enriquecidos con los productos de segregación de los microbios, vitaminas y enzimas.

Podemos encontrar productos igualmente sanos en el suelo de los bosques de buena calidad, en los montones de compuestos y en la tierra vegetal buena.

COMO ACTÚAN LOS MICROBIOS DE FORMA CONJUNTA

La ciencia estima que debe haber varios millones de tipos de microbios diferentes. Sin embargo, por el momento sólo conocemos 10.000. Y entre ellos tan sólo unos pocos determinan que un medio sea sano o enfermo. La mayor parte de la microbiología es neutral. Los microbios siguen al grupo dominante y estructuran conjuntamente el medio. Si dominan los que crean enfermedades, el medio enfermará. Si dominan los sanos el entorno será sano. Si erradicamos mediante la desinfección o la medicación todos los microbios, se creará un vacío que en la mayoría de los casos suelen colonizar los microbios que provocan enfermedades, que ya no tienen rivales y se multiplican masivamente. Por eso la mayoría de los médicos después de tomar antibióticos mandan Symbioflor o productos similares, para volver a colonizar el intestino de forma normal lo más rápidamente posible.

Otro ser favorable para la naturaleza es la mosca. Nos indica que hay putrefacción en algún lugar. Las larvas de los mocas viven en las sustancias podridas, y las moscas empujadas por la necesidad de reproducirse, buscan lo putrefacto. Allí es donde depositan sus huevos. Últimamente la medicina utiliza este hecho colocando larvas de moscas en heridas tratadas con terapias convencionales y que no se han curado. Éstas se comen únicamente el tejido putrefacto entran en su digestión (microbiología) y producen al mismo tiempo enzimas y vitaminas en su mucosidad, que estabiliza y protege los tejidos todavía vivos.

LA DIGESTIÓN

La capacidad del intestino de separar los componentes de los alimentos y asimilarlos es fundamentalmente una cuestión de la relación de reciprocidad entre los distintos microorganismos. En el intestino están presentes millones de bacterias, y para que pueda funcionar de la mejor forma posible,

es necesario que estas bacterias tengan una relación de reciprocidad equilibrada.

Hoy en día se conocen aproximadamente el 1% de todos los microorganismos, y los conocimientos de la ciencia sobre las diferentes relaciones simbióticas en el interior del cuerpo humano se encuentra en una fase similar: hace tiempo que se sabe que las bacterias lácticas pueden ayudar a crear una flora intestinal saludable.

Hoy sabemos también que esto está relacionado con un aumento de la producción de ciertas vitaminas B que se originan cuando están presentes las suficientes bacterias lácticas. Pero hay muchos secretos del intestino que esperan todavía a ser descubiertos: según investigaciones recientes, en los intestinos gruesos y delgado se producen tantas hormonas como en las glándulas endocrinas del cerebro.

Hay muchas personas que consideran el intestino un simple canal de paso; esta creencia es un error de graves consecuencias.

Algunos de los motivos por los que se producen desequilibrios de la flora intestinal son los siguientes:

Malos hábitos al comer: a menudo no se mastican lo suficiente los alimentos.

Una alimentación pobre en sustancias vitales, motivada por ejemplo por abonos minerales.

Consumo de agua contaminada (pesticidas, residuos de medicamentos, plomo, óxido, etc.)

Consumo excesivo de azúcar, café, nicotina, alcohol, medicamentos, etc.

Falta de ejercicio físico. También el estrés a distintos niveles, ya sea corporal, emocional o mental, que suele conllevar irregularidades en los hábitos alimentarios.

Todos estos factores reducen la capacidad de funcionamiento del intestino, lo que se manifiesta a través de los síntomas más habituales (congestión, diarrea, flatulencia, dolor abdominal) o de síntomas mucho más graves como inflamaciones, hemorragias o cáncer de intestino. La constitución corporal es la que determina cuánto tardan en aparecer los síntomas.

En el intestino se obtienen los componentes de los alimentos para transportarlos a la sangre y a las vías linfáticas a través de las paredes de las paredes intestinales, de forma que puedan llegar a las distintas células. Si se acumulan sustancias de desecho en el estómago, serán reabsorbidas por la circulación.

Con un sistema inmunológico que cumpla correctamente su función, el cuerpo humano queda liberado de estas sustancias no deseadas;

pero el sistema inmunológico a su vez depende de que el intestino y el metabolismo celular funcionen correctamente.

Así pues, la salud está estrechamente relacionada con el intestino y la función que regula.

 

Un futuro saludable

A todos nos gustaría que los ríos y los mares volvieran a estar limpios; que la Tierra volviera a ser fértil y rica en humus, y que pudiera volver a ofrecer una alimentación sana a las plantas, a los animales y a los seres humanos. Todos querríamos un mundo más feliz, más agradable y más saludable, recuperar un jardín del Edén en el que los distintos aspectos de la vida estén estrechamente vinculados, y al mismo tiempo esos vínculos que los unen conserven una armonía perfecta.

Tenemos la posibilidad de realizar este sueño… si de verdad queremos.

Contamos con la tecnología y el conocimiento necesario; lo que nos falta (y es esta carencia la que hace que estemos enfermos, nosotros y nuestro medio ambiente) es la capacidad de reconocer que la Tierra y la Naturaleza forman parte de un todo indivisible, y de actuar en consecuencia.

Podemos ver los síntomas de nuestras enfermedades, cada vez más numerosas, pero en general sabemos muy poco acerca de las auténticas causas que hemos provocado nosotros mismos.

El papel de los microbios en nuestra salud y en nuestras enfermedades es algo que podemos conocer hoy gracias a los descubrimientos del catedrático de Ciencias Agrícolas de la Universidad Ryukyus de Okinawa

Los microbios se dividen en organismos que construyen y organismos que descomponen, organismos patógenos. Éstos predominan en estructuras que denominamos enfermas. Pero tienen un papel necesario en la Naturaleza: el de destruir lo que está enfermo.

 Por eso sólo es posible interrumpir los procesos patógenos creando un entorno acorde con las necesidades de los microbios constructivos.

En un entorno sano, son siempre los microbios constructivos los que predominan.

Mientras no hagamos todo lo que esté en nuestra mano para crear y mantener unas proporciones favorables en este sentido, los organismos “destructivos” seguirán imponiéndose a pesar de todas las medidas para luchar contra ellos, por más potentes que sean los venenos y medicamentos que se utilicen.

Así pues, es inútil luchar contra las enfermedades con los métodos que se utilizan normalmente hoy en día en la agricultura y en la medicina:

es necesario mejorar el medio ambiente para hacerlo más saludable, con lo que se prevendrían las enfermedades.

Si somos capaces de reconocer esto y modificar nuestro comportamiento en todos los aspectos, es posible recuperar y mantener una vida saludable de forma duradera.

El mérito está en haber aportado pruebas en numerosos países, con los microbios “constructivos” reunidos , de que es posible llevar una vida sana en todos los aspectos.

Por esta razón, lo mejor que podemos hacer es crear salud y fertilidad a través de los microbios constructivos, de forma que cada vez más personas quieran salvar la Tierra,

CADA ESTANQUE ES UN ORGANISMO PROPIO!

Los estanques naturales cuentan con un buen suministro de agua mediante una afluencia suficiente (fuente o aguas freáticas), aunque no puede decirse que nunca esté contaminada. De hecho, si estos estanques se desbordaran con regularidad por inundaciones (si están cerca de corrientes de agua), deberán clasificarse por regla general como contaminados por la entrada de grandes contenidos de nutrientes (también sustancias tóxicas) en el sedimento. Estos estanques casi nunca pueden rehabilitarse.

 Por el contrario, otros estanques naturales pueden rehabilitarse bien con ME.

La condición es que estos estanques no estén ya demasiado contaminados, no contengan sustancias nocivas y la superficie del agua no esté cubierta con demasiadas plantas.

Se ha de evitar sin falta que haya un exceso de peces y por tanto mucho alimento para peces

En el metabolismo de la albúmina (excremento de los peces, comida de los peces, restos de plantas) se produce fosfato y nitrógeno (amonio (NH4) y amoniaco (NH3).

El amoniaco (NH3) es altamente tóxico, se produce en el agua en valores de pH superiores a 7

Los valores de pH superiores a 7 y un contenido elevado de nutrientes provocan una formación excesiva de algas.

Mediante entradas en el sedimento (follaje, polvo, restos de plantas y de alimentos) se forma una oferta excesiva de sustancias nutrientes (nitrógeno, fosfato). La transformación de las partes orgánicas disminuye además el contenido de oxígeno del agua.

 De este modo se fomenta en gran medida el crecimiento de las algas.

Deben retirarse constantemente las partes moribundas de las plantas acuáticas y las hojas de la superficie del agua.

Los estanques deberían llenarse únicamente con agua pluvial (pH 5,6). Por motivos técnicos el agua del grifo suele tener un valor de pH superior a 7.

Utilización de los ME para la rehabilitación de estanques:

 Para estanques con sedimento y exceso de algas.

(Para las aplicaciones en estanques públicos se necesitará un permiso)

En todos los estanques de los materiales orgánicos (follaje, polvo, restos de alimentos y plantas) se forman muy pronto sedimentos, que en gran parte constan de fango en putrefacción. Estos fangos deben descomponerse, porque de aquí resulta falta de oxígeno y altos valores de nitrógeno y pH, que fomentan el crecimiento de las algas.

Si varias mediciones de pH en el agua dieran como resultado valores superiores a 8, se deberán tomar medidas para hacer que los valores disminuyan. Esto en el caso de un estanque pequeño podrá conseguirse en parte cambiando el agua.

Únicamente llenar con agua pluvial (pH 5,6-6,5).

El polvo de rocas primitivas (250 Gr.) y el polvo de cerámica ME (50 Gr.) por m³ de agua pueden así mismo reducir el valor de pH.

Ahora ya se puede seguir tratando con ME activo. Para que los ME activo alcance el sedimento, debe estar ligado a las sustancias de soporte. Para esto resultan ideales las rocas de rejilla de arcilla o las rocas de arcilla hueca, que se depositaron durante varias horas en ME activo. Las rocas se bajan lentamente al nivel del sedimento (10 m² de superficie 1 roca). Una mezcla de polvo de roca primitiva y polvo de cerámica, (véase más arriba) mezclada con ME-activo hasta formar una pasta bien distribuida y echada en el agua, bajará de nivel los ME-activos hasta el sedimento. La necesidad de ME activos para estanques muy contaminados puede llegar a ser de hasta 1 litro/m³. Deberá echarse siempre previamente diluido en agua del estanque tras la puesta de sol. Para el uso en aguas estancadas siempre aplicar con un 10% menos de melaza de caña de azúcar de lo normal.