UNA FORMA DE SUPERAR ENFERMEDADES, SANOS EN CUERPO Y ALMA, BACTERIAS INTESTINALES,CLAVE EN SALUD

La gente asocia inconscientemente bacterias a enfermedad desde que Luis Pasteur asegurara que

son las principales responsables de gran cantidad de dolencias y trastornos; y de ahí que le parezca un gran logro el desarrollo de fármacos antibióticos destinados a acabar con ellas. Sin embargo, la posible patogenicidad de las bacterias depende de otros factores que apenas se han tenido en cuenta;

Especialmente del “terreno” en el que asientan. Y tampoco se ha tenida suficientemente en cuenta que muchos de los agresivos antibióticos sintéticos desarrollados pueden provocar disfunciones tan o más graves que las que se pretende afrontar con ellos.

Son muchos los expertos que ya lo han denunciado estando entre ellos la Dra. Anne Katharina Zschoke, pionera en un ámbito aún poco desarrollado: el de tratar las infecciones y otras muchas patologías equilibrando el microbioma con los llamados microorganismos efectivos. Algo que explica ampliamente en una obra que acaba de aparecer en España con el significativo título de Nuestras amigas las bacterias.

Hablamos de una persona experta en Medicina Holística que además estudio Homeopatía y Naturopatía en Friburgo, Filderstadt (Alemaña) y Londres (Reini Unido – país este donde realizo investigaciones en Inmunología en el uso de “microorganismos-efectivos” con la cual hemos tenido oportunidad de hablar de todo ello.

-Díganos, doctora: puede hablarse de bacterias “amigas “y “enemigas”?

   -En realidad, no. Esos son conceptos bélicos que los humanos proyectamos absurdamente sobre ellos. Son “COMPAÑEROS”. Viven en todas partes adaptándose a las circunstancias, son flexibles y pueden cambiar sus propiedades cuando cambian las condiciones ambientales. De hecho, recientes investigaciones han descubierto en órganos sanos bacterias que antes se consideraban “PATOGENAS” Una misma bacteria puede ser beneficioso o perjudicial. Depende de su interacción con las células y otros organismos unicelulares y, sobre todo, del terreno. Si el PH del intestino delgado cambia a causa d la acidez estomacal, por ejemplo, las bacterias que viven en él de forma inocua pueden llevarnos a enfermar.

LAS BACTERIAS NO SON NUESTRAS ENEMIGAS

—Entonces hablar de bacterias “buenas” y “malas” carece igualmente de sentido….

     Es igualmente un error porque se trata de términos morales que solo pueden aplicarse a seres que viven en libertad y pueden elegir. Y al contrario que las personas, que están dotadas de un “YO” consciente, las bacterias son sencillamente la expresión es una corriente de vida y que se expresen de una u otra manera depende de unas circunstancias vitales que en gran medida decidimos nosotros. Porque somos nosotros los responsables del entorno en el que viven.

…Luis Pasteur y Robert Koch vivieron inmersos en una época en la que se asumía que la vida era consecuencia de una lucha constante por la supervivencia. Tenían la concepción de que nuestros organismos eran estériles – libres de infecciones – y la enfermedad aparecía por culpa de unas bacterias ajenas a nosotros que se introducían en nuestros cuerpos, que nos invadían agrediéndonos. Bacterias que eran pues “MALAS” y “ENEMIGAS” a las que había que “COMPARTIR”. Y así se formó a médicos y bacteriólogos convirtiéndoles en una especia de soldados en querrá. Proyectaron la manera belicista de pensar de la época en las bacterias. Y encima los resultados de esas investigaciones en laboratorio se extrapolaron directamente a los animales y seres humanos, craso error que se mantiene aún hoy.

…Y no es así…..

—En absoluto. Aun puede leerse en algunos libros de texto que la bacteria Escherichia coli se duplica en el intestino cada 20 minutos cuando no es verdad. Sucede así cuanto se cultiva en una Placa de Petri, pero en su hábitat natural la tasa de reproducción la regula la comunidad, es decir, depende de las bacterias y células con las que convive. De hecho, se reproducen solo de dos a tres veces al día. Imagínese que se duplicaran cada veinte minutos! Si así fuera nuestros estómagos estallarían ante tal masa bacteriana! En fin, es hora de mirar a las bacterias bajo una nueva óptica libre de prejuicios.

Pues la medicina convencional considera los antibióticos y las vacunas como sus

mayores triunfos.

     Basta conocer la historia de la Bacteriología para saber que los investigadores raramente están de acuerdo sobre la vida bacteriana. El punto de vista que en su día prevaleció finalmente dependía más de la capacidad del bacteriólogo para “VENDERSE” y se utilizó políticamente.

Lo que de echo convirtió a los antibióticos en agentes destacados de la Medicina fueron las dos infecciones oportunistas a que dieron lugar. Al punto de que los antibióticos podrían erradicar todas las enfermedades infecciosas. Hasta que se consto que a veces daban lugar a resistencias bacterianas que conducían a cuadros clínicos muy severos. De hecho, hoy nos hallamos ante una gran paradoja: hay más enfermedades infecciosas que antes! Es más, los antibióticos provocan anualmente cientos de miles de enfermos y miles de muertos.

Un fracaso que no se recuerda que debemos aceptar las condiciones de vida del planeta en lugar de intentar manipularlas. Porque la vida está orientada a la comunidad y la cooperación, no al enfrentamiento. La investigación más reciente muestra que incluso las moléculas de agua tienen siempre a moverse unas hacia otras. Es hora de seguir las leyes de la naturaleza. Tendremos así éxito además d alegría, libertad y paz.

Anne Katharina Zschocke propone tratar las infecciones y otras muchas patologías equilibrando el microbioma con microorganismos efectivos en lugar de usar antibióticas.

Lo que planta Usted es una revolución en Medicina…

—Es puro sentido común. He aprendido mucho con el uso práctico de las bacterias. Si proporcionamos las bacterias adecuadas a un grupo de animales enfermos, a las algas maltrechas de un estanque o una herida infectada, sanan rápidamente! Es asombroso, pero lo he constado y por eso he aprendido a confiar en las bacterias y en sus habilidades. Si las

“LOS MICROORGANISMOS DEL CUERPO INCLUYEN HONGOS, PARASITOS, VIRUS, BACTERIÓFAGOS……………… MUCHOS MÁS DE LOS QUE IMAGINABAMOS. Y TODOS VIVEN EN UN EQUILIBRIO SALUDABLE. SIN EMBARGO, SI SE ELIMINAN POR EJEMPLO LAS BACTERIAS PREDOMINARAN LOS VIRUS O LOS HONGOS.

dejamos trabajar regulan la vida de acuerdo a un orden que esta hoy por encima de nuestra comprensión. A fin de cuentas, somos recién llegados al planeta ya que los organismos unicelulares existen en él desde hace 3800 millones de años y el homo sabiens apareció unas decenas de miles de años ((1’800)…..

Afortunadamente todo esto empieza a asumirse en el mundo académico; especialmente porque ahora se disponen de nuevas investigaciones sobre las bacterias que chocan con la idea de que hay que crear antibióticos cada vez más potentes.

—–Una auténtica paradoja…

     Es que los humanos somos propensos a la inercia. Además, tan “CONVENIENTE” pensar en un enemigo a quien culpar y que si lo elimino todo ira bien! La experiencia de la humanidad demuestra sin embarco que toda lucha supone perdidas en ambas partes. Necesitamos una imagen diferente del ser humano, aunque eso suponga para muchos una “REVOLUCIÓN”. Le digo más: el ser humano no esta tan claramente definido como muchos piensan ya que absorbemos y liberamos bacterias. Estamos llenos de vida, somos una cooperativa llena de movimiento. El ser humano libera cada hora alrededor de un millón de partículas vivas a través de su piel y del aliento. Es más, entre la mitad y dos tercios del volumen de nuestras heces son bacterias. Somos pues multiplicadores portadores y distribuidores de bacterias.

—–Como se entiende la salud y la enfermedad desde esta óptica?

   Desde este punto de vista la salud es un estado de equilibrio. Y los requisitos para mantenerlo son la diversidad, la abundancia y el orden en la comunicación de las bacterias. Cuanto mayor sea la diversidad bacteriana d un organismo más capacidad tendrá para reaccionar de forma saludable a las influencias del entorno. “EN LA ENFERMEDAD HAY POBREZA BACTERIANA, PREPONDERANCIA DE CIERTAS ESPECIES O CONFUCIÓN GENERAL”.

Las “ENFERMEDADES” de la civilización son de echo más bien déficits bacterianos. No debemos olvidar en todo caso que la enfermedad física es también reflejo del alma, de algo importante que queremos o necesitamos hacer. Fíjese que la mayor diversidad de bacterias se ha encontrado en personas que viven muy cerca de la naturaleza; como los indios en la selva o los pueblos primitivos de África y Asia. El cambio los habitantes de las sociedades industrializadas tenemos muchas menos especies bacterianas, déficit que reduce la calidad de vida debido a que importantes tareas del metabolismo, el equilibrio energético, la regulación hormonal y el sistema nervioso se ven afectadas.

LA IMPORTANCIA DEL MICROBIOMA

—–Y de qué depende que se manifieste una u otra enfermedad?

   De muchos factores, incluido la constitución de la persona. Ninguna enfermedad puede rastrearse hasta un tipo de bacteria o de su ausencia.

—–La importancia de la flora intestinal es hoy conocida incluso a nivel popular, pero Usted habla de microbioma.

   La mayoría de las personas cree que las bacterias viven unas al lado de otras en los intestinos como si fueran flores en el suelo. Imaginan una pared intestinal cubierta de “VEGETACIÓN” en la que las bacterias pueden eliminarse o reponerse, pero no es así. Existe una gran comunidad microbiana con innumerables “EQUIPOS” interconectados que se comunican para trabajar juntos como un todo. De hecho, el término “MICROBIOMA” se acuño en 2001 para sustituir a lo que antes se llamaba “ORGANISMO COMUNITARIO”. La palabra “MICROBIOMA” se refiere pues a la totalidad de las bacterias de un hábitat. Por eso se habla de un microbioma oral, de un microbioma podal, de un microbioma del estómago…y así sucesivamente. La verdad es que cada ser humano tiene un microbioma personal y único con bacterias propias y peculiaridades específicas. Incluso los espacios y paisajes tienen un microbioma. Hasta la tierra: el llamado “PANGENOMA”.

—–Y cuáles son las funciones más importantes de un microbioma?

   El microbioma representa el puente entre el mundo invisible y el visible en todos los seres vivos; y, por tanto, también en los humanos. Y es particularmente intenso en las interfaces, es decir, en la piel y en las membranas mucosas. Traduce la conciencia y media entre el mundo y el ser humano. Siendo especialmente importante el microbioma en la nutrición: solo pueden llegar alimentos sanos a las células cuando la digestión es adecuada. Si faltan bacterias en las interfaces, el alimento o el aire no se toleran.

En pocas palabras: el microbioma está involucrado en todas las funciones corporales. Sus organismos unicelulares forman grupos funcionales involucrados en numerosas tareas: en el equilibrio hormonal, en el sistema nervioso, en el ritmo sueño-vigila… Y no se trata de que cada tipo de bacterias tenga una función asignada sino de que diversos grupos trabajan en distintas funciones e incluso cuando se pierden cepas por efecto de los antibióticos otros grupos las sustituyen. Por eso no me gusta hacer clasificaciones: los humanos no debemos forzar a los microbios a formar cadenas simples de causa y efecto porque las bacterias viven multidimensionalmente y es así como debemos entender el microbioma.

“UNA MISMA BACTERIA PUEDE SER BENEFICIOSA O PERJUDICIAL.

DEPENDE DE SU INTERACCIÓN CON LAS CÉLULAS Y OTROS ORGANISMOS UNICELULARES Y; SOBRE TODO DEL ENTORNO”,

explica la Dra. Anne Katharina Zschocke

—–Cuál es la importancia del microbioma en el proceso concepción-embarazo-parto-lactancia-crianza?

     Sin microbioma sano la procreación y la concepción no son posibles. La experiencia ha demostrado que las parejas con un deseo insatisfecho de tener hijos pueden solucionarlo con terapia microbiana y que las bacterias forman importantes contactos con las primeras células del cuerpo después de la fertilización y estimula un crecimiento saludable. En el útero las bacterias del intestino llegan al embrión a través de la sangre del cordón umbilical y durante el nacimiento se añaden las bacterias del canal del parto y luego las del entorno tras el nacimiento.

De ahí la importancia de saber dónde y cómo nace él bebe. Por supuesto, luego recibe las bacterias y la fibra de la madre a través de la leche materna durante la lactancia. Todas las bacterias desarrollan entonces su comunicación entre sí y las células del cuerpo necesitándose unos tres años para que el microbioma individual dinámico se estabilice en el niño (siempre y cuando no se haya perturbado en ese tiempo). De hecho, numerosos estudios muestran que las alteraciones microbianas tempranas conducen a problemas de salud en niños y adultos: tendencia al sobrepeso, asma, alergias, inflamación intestinal y trastornos del sistema nervioso entre otros.

—–Entonces el microbioma se herede en parte, pero se completa después….

     Exacto. El microbioma se conforma de todo lo que se experimenta. Por su puesto también del encuentro con el padre. Las bacterias se duplican y así es como llevamos en nosotros las que han sido trasmitidas desde tiempos a través de generaciones. Luego depende del estilo de vida: cuanto más contacto tengan entre si con el suelo, las plantas y los animales más sano. Por eso los niños que no tienen contacto con la naturaleza son más susceptibles a enfermar.

—–Parece obvio en tal caso que si realizan funciones tan importantes y complejas deben estar organizadas y comunicarse de algún modo….

Por su puesto. Los organismos unicelulares se comunican a diferentes niveles y aún no las conocemos todos. Pueden comunicarse a través de señales mensajeras, intercambiar genes, emitir impulsos eléctricos y cuántos de luz o cortar partículas, encimas, genes o lo que necesitan de su interior en pequeñas vesículas de membrana que migran luego a través de la sangre y la linfa. De hecho, nuestra sangre está llena de mensajes bacterianos. Podemos pues decir que todo lo que sucede en las bacterias y en el cuerpo está regulado por el intercambio de información.

—–Luego en el concepto de microbioma no solo se incluyen las bacterias sino todos los microorganismos que conviven en nuestro cuerpo, virus incluidos.

   Los microorganismos del cuerpo incluyen hongos, arques, protozoos, parásitos, virus, bacteriófagos………………Muchos más de lo que imaginábamos. Y todos viven en un equilibrio saludable. Sin embargo, se eliminan por ejemplo las bacterias predominaran los virus o los hongos. Por eso en caso de enfermedades fúngicas o virales puede restablecerse el equilibrio mediante la ingesta de las bacterias adecuadas.

—–Que sucede cuando se producen desequilibrio o daños en el microbioma?

     Se lo explicare con el ejemplo del necesario equilibrio del microbioma digestivo. Los intestinos se han investigado a fondo y sabemos que en el intestino delgado las bacterias viven en la membrana mucosa y hacen que el moco se forma allí de modo que la digestión fina de los alimentos se produce en esa capa antes de que entren en contacto con los enterocitos que los absorben. Si no hay bacterias la cantidad de moco se reduce, no hay digestión fina y como consecuencia las células reaccionan con inflamación y las conexiones flexibles entre las células pierden su capacidad de funcionamiento. Esto lo consideramos “INTOLERANCIA ALIMENTARIA” y más tarde “SINDROME DEL INTESTINO IRRITABLE”. Los alimentos llegan casi sin metabolizar a la sangre y al hígado y se producen una inflamación hepática silenciosa que a largo plazo puede afectar al resto del cuerpo y provocar nuevas inflamaciones – cistitis, sinusitis, gingivitis etc… y trastornos en el metabolismo de las grasas diabetes, cardiopatías coronarias

Y no es todo: TDAH y otras patologías que igualmente pueden atribuir a decencias microbianas. Esta claramente constado que la dieta determina la composición de las bacterias en el intestino por lo que es muy importante adoptar una dieta favorable a ellas.

—–De ahí la importancia de la fibra en la alimentación…

   La fibra es de hecho un “ALIMENTO BACTERIANO”, Los organismos unicelulares digieren las fibras principalmente en el intestino grueso y liberan energía de tal moco que las enzimas puedan trabajar correctamente. Producen metabólicos bacterianos como los ácidos grasos forman asimismo compuestos necesarios para el organismo. El ácido butírico por ejemplo es vital para los neurotransmisores.

En fin, al promover el crecimiento bacterias en el intestino las fibras dietéticas aumentan el volumen de las heces lo que alivia la pared intestinal y previene los divertículos. Por el contrario, la deficiencia de la fibra esta conciada a un mayor riesgo de cáncer de colon. Y como las verduras, frutas y envés de las zonas húmedas del cuerpo: ojos, nariz, pulmones, vejiga… Yo concibo el sistema inmune como un órgano de dialogo especializado en contactos, comunicación y regulación, pero también puedo imaginarlo como algo móvil cuyo equilibrio depende de muchos pequeños equilibrios.

“LOS MICROORGANISMOS DEL CUERPO INCLUYEN HONGOS, PARASITOS, VIRUS, BACTERIÓFAGOS……………… MUCHOS MÁS DE LOS QUE IMAGINABAMOS. Y TODOS VIVEN EN UN EQUILIBRIO SALUDABLE. SIN EMBARGO, SI SE ELIMINAN POR EJEMPLO LAS BACTERIAS PREDOMINARAN LOS VIRUS O LOS HONGOS.

No es de hecho un milagro que los humanos no nos disolvamos en el mundo ni nos congelemos en él? Eso se lo debemos a las células inmunitarias que el microbioma produce constantemente. Si faltan las bacterias y el dialogo entonces falta algo crucial en el sistema inmune y se producirá demasiado endurecimiento; es decir, esclerosis y calcificación o autoinmunidad. Afortunadamente una adecuada terapia microbiana puede ayudar a reequilibrar el sistema inmune.

—–Es tan preocupante como parece la resistencia bacteriana a los antibióticos?

   Sin duda. Aunque lo que llamamos “RESISTENCIS” habría que llamarlo “ESTRATEJIA DE SUPERVIVENCIA”. Y la solución es sencilla porque cuando las bacterias no tienen que luchar por sobrevivir los genes que activan tales “RESISTENCIAS” se desactivan rápidamente. Las bacterias son seres vivos que conviven en armonía con nosotros y ya es hora de que aprendamos a hacerlo bien. De hecho, son las que nos han permitido evolucionar durante miles de millones de años así que deberíamos ser más agradecido con ellas.

Mi experiencia en los últimos 19 años de cooperación con las bacterias muestra que las “RESISTENCIAS” que tantos problemas causan en hospitales y así los de ancianos simplemente desaparecen cuando se las trata adecuada y pacíficamente de forma inteligente.

—–Aclaremos por cierto una cosa: a su juicio son realmente eficaces los prebióticos y probióticos? Es necesario realmente consumirlos en forma de complementos?

   Llevando una vida saludable apropiada para las bacterias, no. Ahora bien, ¿es posible es hoy día? La verdad es que pueden ser útiles en algunas situaciones, pero lo que es absurdo es comer mal e ingerirlos luego en forma de preparados. Además, es necesario evaluar bien el estado de la persona antes de decidirse a ingerir probióticos o prebióticos y saber cuales son los que cada uno precisa. Un ejemplo: la inulina que contienen algunos da lugar a fructosa y las personas con déficit de fructosa pueden tener problemas.

Es asimismo erróneo sugerir tratamientos microbianos para contratar la medicación convencional. E incluso sugerir su consumo afirmando sin más que ayudan en casos de depresión. Síndrome del intestino irritable o diabetes.

Eso seria continuar con la actual comercialización que nos ha llevado a enfermar. Si realmente queremos contribuir a la sanación de la tierra y de la persona la alternativa es seguir simplemente una vida más natural.

—–Y de verdad reacciona el microbioma a los impactos emocionales psíquicos y espirituales?

   No hay duda de que los microorganismos unicelulares los perciben y son sensibles a las vibraciones que provocan los sentimientos, emociones y pensamientos. Todo indica que la conciencia penetra en el microbioma, autentica matriz y red de comunicación entre los microorganismos de nuestro organismo.

—–Permítame una ultima pregunta. Cual seria una ultima “RECETA” para una convivencia sana y ecológica con nuestras bacterias?

   Lograr que nuestros microorganismos – muy especialmente las bacterias y nuestras células conviven en armonía. Lo mismo que hacen las plantas y animales. Es una cuestión de cultura, palabra que proviene de la palabra latina CUIDADO – que originalmente significaba “CULTIVO DE LA TIERRA”, pero también de CULTUS que significaba “SENTIDOS REFINADOS” e incluso “ADORACIÓN

Se trata en suma de respetar la sabiduría del mundo microbiano y de mantener con él una relación amónica. Tal vez pudiéramos resumirlo con la frase “AMA A TUS BACTERIAS COMO A TI MISMO”.

Revista Mensual de Salud y Medicina

Tener un intestino sano es clave para tener un cuerpo sano

El cuerpo humano se ve sometido de forma continua a ataques de microorganismos extraños. Es muy importante que el cuerpo se pueda proteger por sí solo de los microorganismos patógenos.

La piel forma parte del sistema de defensa: mantiene alejados los microorganismos nocivos. También las mucosas tienen una función defensiva, ya que evitan que estos microorganismos lleguen a entrar en el cuerpo. Las mucosas y las glándulas producen anticuerpos que ofrecen protección contra las bacterias nocivas.

Además de estos procesos, en el sistema de defensa del cuerpo humano se produce una cooperación entre el sistema inmunológico y los microorganismos beneficiosos. La piel está cubierta de distintos tipos de bacterias lácticas que nos protegen y mantienen nuestra piel sana, elástica y capaz de cumplir su función de defensa. Las mucosas de las paredes internas del intestino nos protegen de las bacterias que consiguen introducirse en nuestro cuerpo a través de los alimentos, el aire o el agua.

Es de sobra conocido que la flora intestinal es fundamental para la capacidad defensiva de las mucosas: las bacterias lácticas forman sustancias que estimulan las mucosas, y al mismo tiempo mantienen alejadas las bacterias nocivas.

Y por lo tanto uno ya puede ver que ninguna mascarilla puede proteger a un humano de los microbios exteriores ya que las ingiere también por la piel, la comida y la bebida…………..Lo único que hace el humano intelectual estúpido es que con las mascarillas aún contamina más, ni mucho menos con la eliminación con estos venenos que pulverizan en las ciudades, esterilizando o, mejor dicho; matando el resto de los microbios que aún estaban ahí.

De esta manera, te tal actuación, llamando o provocando más aún “LA MUERTE”

Es por eso que los cuervos “Carroñeros y otros de su especie” se dirijan a estos sitios, atraídos pues eso por la muerte!!!

La naturaleza siempre tiene razón

Este dicho está contenido en una conversación de Goethe con Eckermann (13.2.1829):

“… pero la naturaleza no entiende la diversión, siempre es verdad, siempre seria, siempre estricta, ella siempre tiene razón, y los errores y equivocaciones son siempre de los humanos. Al inaccesible ella lo desdeña, y cede solo al accesible, lo verdadero y lo puro, y le revela sus secretos “.

En esta declaración es el significado profundo de la Verdad Divina. La naturaleza con sus Leyes pertenece a las Leyes de la Creación, que Dios ha tejido en la Creación como inmutable, es decir, como siempre estable. En estas Leyes se expresa la voluntad de Dios. Y dado que Dios es la Verdad, también está contenido en Su Voluntad, en Sus Leyes.

Entonces la naturaleza siempre tiene la razón, ella siempre hace lo correcto, ¡porque ella es parte de la Verdad Divina!

¿RESTABLECER EL EQUILIBRIO INTESTINAL SIGNIFICA QUE LAS BACTERIAS ELIMINAN EL VIRUS DE LA GRIPE?

Entrevista a la Dra. Anne Katharina Zschocke sobre el tema de la prevención de las enfermedades virales

Pregunta:…. Dr. Zschocke, el miedo al coronavirus está muy extendido y muchas personas han contraído la gripe. Usted expone en sus libros que las bacterias nos ayudan a prevenir y curar enfermedades virales. ¿Puede explicarnos cómo es esto posible?

Zschocke:…..Las bacterias, virus, hongos y otros microorganismos son un componente natural de nuestro organismo. Se denomina “microbioma” a la inmensa diversidad y abundancia de seres vitales que viven en nuestro cuerpo y cumplen tareas esenciales. Regulan el sistema inmunitario, participan en la digestión y el metabolismo, mantienen el funcionamiento óptimo de los nervios y el cerebro, regulan las hormonas y hacen posible la mera existencia de los seres humanos.

Muchas personas todavía viven en la creencia de que, a excepción de nuestras células

dig

sanguíneas propias y las células de nuestros tejidos, todo lo que habita en nuestro cuerpo es un elemento peligroso y agresivo y, por tanto, necesitamos un sistema inmunitario que nos defienda de ello. Esta visión marcial del ser humano ha quedado científicamente obsoleta desde hace mucho tiempo.

En personas sanas, las bacterias y los virus coexisten con otros microbios en un equilibrio dinámico. Los protozoos, por su parte, se regulan entre sí. Si las bacterias están ausentes, los virus pueden aumentar su número y dominancia. Por tanto, en el caso de una enfermedad viral, primero ha tenido que haber una alteración del equilibrio saludable. Las bacterias nos ayudan a restablecerlo.

Pregunta:…. ¿Restablecer el equilibrio significa que las bacterias eliminan el virus de la gripe?

Zschocke: …..No. Creer que ciertos microbios provocan enfermedades y que otros son saludables es un gran malentendido. No es cierto que algunas cepas microbianas concretas sean “culpables” y deban ser “eliminadas” y, además, ellas tampoco luchan entre sí. Las mismas bacterias pueden estar presentes en una persona sana y en una persona enferma. Todo depende de su mescolanza, cantidad y diversidad y, muy especialmente, de la forma en que interactúan entre sí y con otras células. Y todo ello depende del medio en que habitan. Según cómo sea el entorno que las rodea, lo cual también incluye al resto de los microbios que habitan en él, los microorganismos pueden activar distintas vías metabólicas, produciendo así efectos totalmente diferentes.

Debemos imaginarlo como el efecto de las tormentas sobre los bosques: en el caso de un bosque mixto saludable, las raíces interconectadas de una gran diversidad de especies arbóreas se estabilizan entre sí. Por el contrario, un bosque formado por un monocultivo puro de abetos es mucho más vulnerable a las tormentas. En todo el planeta Tierra, la presencia de una gran diversidad de especies tiene el efecto de estabilizar los espacios vitales y ecosistemas en cuestión, mientras que los monocultivos son susceptibles de sucumbir a todo tipo de enfermedades.

El problema radica en que, en los países industrializados, hemos declarado una guerra a las bacterias tan despiadada, que todos hemos sufrido daños en el microbioma.

Pregunta:…. ¿Cómo se pueden utilizar las bacterias para prevenir la gripe?

Zschocke: ….los virus están formados simplemente por un paquete de información genética envuelto en un caparazón; para reproducirse, necesitan entrar en el interior de células vivas y, para ello, se adhieren a su superficie y se introducen en ellas. Si en nuestras membranas mucosas habita una comunidad bacteriana saludable, por ejemplo, en la garganta y en el tracto respiratorio, ésta evita que los virus se adhieran.

Además, en el intestino tenemos unas células especiales llamadas células M, que cooperan con las bacterias. Estas células permiten que las células inmunes circulen a través de la sangre hasta las mucosas o pieles húmedas, es decir, en los ojos, la nariz, la boca, la garganta, la vejiga, etc.. y formen proteínas defensoras (inmunoglobulinas o anticuerpos). Estas proteínas, llamadas inmunoglobulinas secretoras A (sIgA) pueden atrapar virus y neutralizarlos. Cuando faltan las bacterias adecuadas en el intestino, también faltan estos “captores de virus”. Por tanto, para estar más sano, es muy bueno ingerir bacterias.

Pregunta:….: Nos dicen que, para protegerse de los virus, hay que desinfectarse las manos.

Ese es otro gran malentendido: los desinfectantes habituales no disuelven los virus. Al desinfectar, eliminamos las bacterias y los hongos, y ¿qué queda?: los virus. Una higiene saludable consiste en realidad en tener la mezcla adecuada de microbios en el momento apropiado y en el lugar correcto. En el cuerpo, las bacterias entran en contacto con un tipo de glóbulos blancos, los llamados linfocitos T reguladores. La interacción de los microorganismos entre sí puede regular la salud mucho mejor que cualquier intervención.

[Estas interrelaciones se explican detalladamente en el libro “Las bacterias intestinales como la clave para la salud”.]

Pregunta:…. ¿Quiere esto decir que un antibiótico tampoco ayuda en este caso?

Zschocke:…..los antibióticos eliminan las bacterias, pero no eliminan los virus. Sólo tienen un fuerte efecto psicológico, como antes lo tenía la magia, y transmiten la sensación de poder controlar una enfermedad, lo cual no es cierto. Y, debido a sus efectos secundarios, debilitan el organismo, lo cual hace que los virus puedan propagarse más fácilmente. Es decir, más bien agravan el problema. Y casi todo el mundo ha oído hablar del gran riesgo que suponen las bacterias resistentes a los antibióticos, cuya aparición aumenta con la prescripción innecesaria de éstos.

La terapia del microbioma con la ayuda de “Microorganismos efectivos” (ME) [que se describe en el libro “Nuestras amigas las bacterias”] ha demostrado desde hace muchos años su eficacia en la prevención y curación de enfermedades.

Pregunta:…. Entonces, ¿qué recomienda usted concretamente?

Zschocke:…. cuanto mejor preservemos nuestro microbioma, es decir, la comunidad de microbios que habita en el cuerpo, más estable será nuestro organismo.

Primeramente, es necesario eliminar cualquier prejuicio y reconocer que las bacterias son nuestras compañeras. Es importante lavarse bien las manos con agua y jabón y hacer ejercicio al aire libre. El medio ambiente en que vivimos debe ser “bacterianamente” saludable. Utilizar una pasta de dientes sin sustancias antimicrobianas forma parte de lo que denomino vida “bacterianamente” saludable. La masticación concienzuda de lo que comemos es también esencial para que las bacterias intestinales puedan acceder a los alimentos previamente preparados en la boca y el estómago. Asimismo, es necesario que la nutrición favorezca el crecimiento y desarrollo las bacterias, por ejemplo, mediante la ingesta de vegetales encurtidos de manera natural, que contienen ácido láctico, y de alimentos ricos en fibra. Las bacterias en el intestino se multiplicarán mejor o peor, según lo que “llegue” al intestino. Todos los aditivos sintéticos dañan el microbioma. El sueño saludable, el suministro de vitaminas naturales, mantener ritmos diarios naturales y beber abundante agua pura son factores igualmente importantes.

La experiencia ha demostrado que frotarse las manos y la cara con microorganismos efectivos y limpiar con ellos superficies de riesgo en cuanto a la higiene, es una excelente medida preventiva contra la infección. El número de niños enfermos disminuyó en colegios donde se limpiaron los suelos con microorganismos efectivos.

Por lo demás, lo mejor es no tener miedo a los virus, ya que el miedo causa la liberación de hormonas del estrés y suprime la actividad de las células inmunes. Más nos vale ocuparnos de tener un estilo de vida amigable con las bacterias.

Biografía:

La Dra. Anne Katharina Zschocke estudió medicina y naturopatía en Friburgo i.Br., Londres y Filderstadt. Es una experta en la medicina naturopática bacteriana procedente de Alemania y autora de cinco libros. La obra titulada “Nuestras amigas las bacterias” ha sido traducida a 4 idiomas.

https://microorganismos-efectivos.com/category/salud/

LOS VIRUS Y BACTERIAS SON MICROORGANISMOS

Toda enfermedad es una invitación al cambio……….

 

 

LOS VIRUS Y BACTERIAS SON MICROORGANISMOS!!!

 

por lo tanto un VIRUS en si no existe……..

 

       La digestión es, la “A” y la “O”

La muerte se ubica en el intestino, dice la voz del pueblo. ¡Ahora aquí también se ubica la vida! En el tracto digestivo tenemos los seres vivos de la tierra, el más intenso contacto con el medio ambiente.

…….Humanos por ejemplo, tienen una superficie de la piel de unos 2 metros cuadrados. La superficie del sistema digestivo sobre unos 300 metros cuadrados. Aquí se decide si los elementos del medio ambiente presentes en el tracto digestivo encajan en el organismo o no.

…….Encima del moco, en el moco y abajo del moco de la mucosa digestiva se consideran microbios específicos, si una sustancia puede entrar en el Organismos. Esta etapa de
vigilancia es el núcleo de la fuerza de resistencia individual, del así llamado sistema inmunológico. Los ahí asentados microbios prueban todas las sustancias, que debe entrar en el torrente sanguíneo. A través de su vida en simbiosis con el anfitrión, recogen de él la información, lo que le hace bien y lo que no.

…….Los microbios tienen un propio interés en el bienestar de su anfitrión, porque este es su hábitat. Entonces, cómo nosotros mantenemos nuestra casa en orden, así también lo hacen los microbios.

Ley de la reciprocidad………………………..

Virus / infecciones
Una epidemia se está propagando una enfermedad contagiosa. Puede ser fácil para mí pensar que la razón de la enfermedad no puede estar en mis emociones, pero que una “epidemia” simplemente no perdona a nadie, porque si al mismo tiempo conmigo varias otras personas enferman. Pero la diferencia si tengo una enfermedad por sí sola o conjuntamente con otras, consiste simplemente en el hecho de que en el último caso, varias personas son al mismo tiempo en la misma situación. Del mismo modo, yo puedo personalmente o incertidumbre colectiva sobre política, económica, ambiental o Mi ira personal al mismo tiempo que la experiencia de otras personas. La naturaleza de la enfermedad me da una pista sobre lo que necesito para hacerme consciente. Así que le doy esta parte de mí de nuevo al AMOR que anhela volver a ver a mi vida en paz y armonía!!!

PULMONES
Los pulmones siendo el órgano de la respiración en donde se hace, en donde se produce la transformación de “mi” aire para todo “mi” cuerpo, vivo pues un conflicto interior que me debilita gravemente. Por lo tanto, debo hallar la emoción o el sentimiento que irrita y limita el funcionamiento de mi relación con el aire de mi vida interior, porque este o estos bloqueos impiden mi ser de vivir plenamente. Estos sentimientos profundamente anclados en el interior de mi ser, representados por la inflamación, pueden señalarme que estoy profundamente “impactado”, “irritado”. Mi habilidad para respirar esta siendo muy afectada por mis emociones, mi miedo de estar solo o agobiado, por mi rebelión frente a la vida. Tengo la sensación de estar “enredado” en mis relaciones personales. Puedo sentirme ahogado por todas mis responsabilidades y no sé cómo salirme. El desanimo y la desesperación me invaden, al punto de que me pregunto cual es el sentido de la vida y si vale el esfuerzo de ser vivida. Necesito tomar tiempo para mi y hacer “limpieza” en mi vida. Solo guardo las responsabilidades que me incumben y devuelvo a quien le pertenece las que asumí en mis hombros y que no me pertenecen. Así la vida será más fácil y más bella.

VIRUS / INFECCIÓNES / PULMON

Parece que el pulmón es nuestra amazonia donde hay un aire fresco limpio y puro. Si turbamos ese bosque se desordenará, cosa que podemos hacer directamente a partir de nuestro intelecto ya que se dice; a ti te pasara como has pensado…………

Virus / infecciones / epidemia

Una epidemia se está propagando una enfermedad contagiosa. Puede ser fácil para mí pensar que la razón de la enfermedad no puede estar en mis emociones, pero que una “epidemia” simplemente no perdona a nadie, porque si al mismo tiempo conmigo varias otras personas enferman. Pero la diferencia si tengo una enfermedad por sí sola o conjuntamente con otras, consiste simplemente en el hecho de que en el último caso, varias personas son al mismo tiempo en la misma situación. Del mismo modo, yo puedo personalmente o incertidumbre colectiva sobre política, económica, ambiental o Mi ira personal al mismo tiempo que la experiencia de otras personas. La naturaleza de la enfermedad me da una pista sobre lo que necesito para hacerme consciente. Así que le doy esta parte de mí de nuevo al AMOR que anhela volver a ver a mi vida en paz y armonía!!!

 

PULMONES

Los pulmones siendo el órgano de la respiración en donde se hace, en donde se produce la transformación de “mi” aire para todo “mi” cuerpo, vivo pues un conflicto interior que me debilita gravemente. Por lo tanto, debo hallar la emoción o el sentimiento que irrita y limita el funcionamiento de mi relación con el aire de mi vida interior, porque este o estos bloqueos impiden mi ser de vivir plenamente. Estos sentimientos profundamente anclados en el interior de mi ser, representados por la inflamación, pueden señalarme que estoy profundamente “impactado”, “irritado”. Mi habilidad para respirar esta siendo muy afectada por mis emociones, mi miedo de estar solo o agobiado, por mi rebelión frente a la vida. Tengo la sensación de estar “enredado” en mis relaciones personales. Puedo sentirme ahogado por todas mis responsabilidades y no sé cómo salirme. El desanimo y la desesperación me invaden, al punto de que me pregunto cual es el sentido de la vida y si vale el esfuerzo de ser vivida. Necesito tomar tiempo para mi y hacer “limpieza” en mi vida. Solo guardo las responsabilidades que me incumben y devuelvo a quien le pertenece las que asumí en mis hombros y que no me pertenecen. Así la vida será más fácil y más bella.

PRO – BIÓTICOS AL SERVICIO DE NUESTRA SALUD

A grandes rasgos, existen tres clases de microorganismos, a saber

productores,

descomponedores, y

oportunistas.

Este último tipo —al igual que ocurre en la sociedad humana — representa el mayor grupo y

siempre se adapta al tipo que predomina en un sistema determinado (“principio de dominancia”). La predominancia de un tipo u otro de microorganismo depende de las condiciones del entorno.

En el intestino humano hay aproximadamente un centenar de especies activas de microorganismos. El problema es su influencia y su número en las distintas secciones del intestino. Estos microbios, que prosperan en nuestro interior, llevan a cabo funciones metabólicas fundamentales para el ser humano: Controlan

  • nuestro sistema inmunitario y nuestro metabolismo,
  • nuestra función hormonal y
  • nuestra función nutritiva, y
  • producen aquellos compuestos que mantienen sano nuestro cuerpo, como SOD, enzimas, vitaminas, sustancias anti cancerígenas…

En el intestino delgado se absorben las partículas de alimento. Es en este lugar donde actúan los microorganismos intestinales. Por ello, la absorción se desarrolla de forma continua. Para que se dé esta circunstancia, debe existir dominancia de los microorganismos “buenos”. En caso contrario, no solo empeora la absorción de los nutrientes, sino que además se produce una debilitación del sistema inmunitario.

Si dañamos nuestra flora intestinal, entran en nuestro cuerpo sustancias tóxicas derivadas de la descomposición, como índole, escarolo, aceites de fuse, amoniaco, metano… . Y así, un “aliado” se convierte en enemigo.

La destrucción de la flora intestinal es consecuencia de la industrialización, las proteínas desnaturalizadas, el agua muerta clorada, el exceso de estrés, las terapias químicas, las sulfonamidas, los antibióticos, los distintos medicamentos, los aditivos, los pesticidas, los insecticidas, etc.

Para evitar todo esto es imprescindible garantizar la superioridad duradera de los microorganismos “buenos”.

Para conseguirlo, es necesario contar

  1. con el sustrato nutricional correcto = tipo de alimentación,
  2. con una nueva colonización óptima y variada de microorganismos efectivos

Para este fin, MikroVeda-Life es aun más efectivo que Mzyme-antioxidante. Los, compuesto de microorganismos efectivos vivos, atraviesa el estómago y llega al intestino donde desarrolla su actividad, puesto que (bebiendo MikroVeda-Life se asegura o se reinstaura la dominancia de los microorganismos “buenos”) en la tecnología de microorganismos-efectivos la presencia de microorganismos fotosintéticos favorece que los productos de la descomposición se usen para producir sustancias beneficiosas.

De este modo, el proceso de descomposición (proceso de oxidación – descomposición) se convierte en un proceso de fermentación (proceso de reducción – producción).

Los microorganismos-efectivos producen una gran cantidad de los denominados “antioxidantes”, que poseen una marcada propiedad antioxidante y por eso son beneficiosos para la salud y el medio ambiente.

  • …. en caso contrario, cuando la situación de las bacterias intestinales es muy buena,
    Mzyme-antioxidante tiene el doble de efecto. ·
  • … si se bebe Mzyme para curar una enfermedad, la flora intestinal también debe estar formada de la manera adecuada. a veces Mzyme por sí solo no basta.

De este modo, se aumenta la función antioxidante. Si se añaden vitaminas y sustancias antioxidantes naturales (mayor gasto de productos frescos) así como proteínas nativas de buena calidad, no debería generarse ningún medio en el interior del cuerpo en el que el oxígeno activo campase a sus anchas.

Así se consigue tener a raya a las enfermedades y las personas sanas conservan su salud. Al ingerir Mzyme y MikroVeda-Life conjuntamente, se obtienen elementos reguladores del intestino que refortalecen el sistema inmunitario.

Los microorganismos-efectivos están compuestos de unos 15 grupos distintos de microorganismos.

Los microorganismos-efectivos es un líquido con un agradable perfume agridulce en el que viven principalmente microorganismos generadores de oxígeno y fijadores de nitrógeno, así como bacterias del ácido láctico.

Estos inhiben todo tipo de enfermedades ya que en el lugar donde se encuentran no pueden prosperar los hongos y las bacterias “malos”. Al mismo tiempo, producen vitaminas y enzimas importantes para el ser humano, las plantas y los animales. La flora intestinal originaria, al igual que la mayor parte de la Tierra, estaba habitada por estos beneficiosos ayudantes. Los microorganismos-efectivos son capaz de transformar los microorganismos del intestino en clases “buenas”. Una prueba de ello es el cambio de olor de las deposiciones tras la ingesta de MikroVeda-Life. Su color se vuelve más amarillo, es decir, más sano. Además, MikroVeda-Life también facilita el tránsito intestinal. Por tanto, disfrutemos de todas estas saludables ventajas de tener una buena flora intestinal.

Los microorganismos efectivos poseen unas excelentes cualidades antioxidantes.

Por ejemplo, los microorganismos fotosintéticos, que forman la mayor parte en el conjunto, producen las vitaminas C y E, la vitamina B12, la vitamina K, el ácido fólico, la biotina, el ácido pantoténico, B1, B2, B3, B6, aminoácidos, enzimas, SOD y muchas otras sustancias vitales y protectoras conocidas y desconocidas.

Para realizar una cura antioxidante, se recomienda

  • El consumo de arroz integral (= arroz moreno),
  • Fruta y verdura frescas (el muesli de Budwig también ha demostrado una elevada efectividad.)

Que, en combinación con MikroVeda-Life, generan un fantástico efecto antioxidante. Añadiendo la toma del producto fermentador Mzyme, para conservar una buena salud.

Cabe destacar que el arroz integral, a diferencia del trigo integral u otros tipos de cereal, tiene una fuerte acción antioxidante. En concreto, el germen de arroz contiene sustancias y vitaminas antioxidantes. Su capa exterior está compuesta de fibras importantes desde el punto de vista dietético. Al consumir estas fibras de importancia dietética, los microorganismos útiles se multiplican en el intestino y, en cambio, se inhibe el desarrollo de gérmenes perjudiciales. Estas fibras, con la ayuda de los microorganismos efectivos y ácidos grasos esenciales, se combinan con sustancias radioactivas, con metales pesados, sustancias químicas y colesterol y los eliminan. Estas fibras vegetales regulan el contacto de la mucosa intestinal con las sustancias cancerígenas. Por ello, la indicación de estas fibras es amplia, por ejemplo:

  • Alteraciones de la flora intestinal y estados derivados
  • Dolencias intestinales inespecíficas con distinta sintomatología, por ejemplo, flatulencia, diarrea, diarrea del viajero, colitis, estreñimiento, gases, micosis intestinales y genitales.
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de terapias antibióticas
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de terapias con sulfonamidas
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de terapias tuberculostáticas
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de radioterapias
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de quimioterapias
  • Dolencias intestinales y alteración de la flora intestinal derivada de desnutrición
  • Estados postoperatorios de estómago e intestino e infecciones intestinales graves (disentería, tifus, disentería de los trópicos)
  • Afecciones digestivas provocadas por la edad
  • Afecciones de la piel provocadas por daños de la flora intestinal (también indicado para aplicación tópica)
  • Infecciones crónicas de la estimulación del sistema inmunitario por activación de los fagocitos, los linfocitos B y T y el sistema inmunitario de la mucosa del intestino
  • Modulación inmune = efecto regulador en caso de debilidad inmunitaria e hiperreacción, por ejemplo, alergias, enfermedades autoagresivas
  • En caso de infecciones leves o moderadas de tipo bacteriano, vírico o miótico, neurastenias, alteraciones de la concentración
  • Cáncer, y mucho más

Así, por ejemplo, en un prometedor estudio que se está llevando a cabo en Bielorrusia con víctimas de la catástrofe de Chernóbil, las dolencias relacionadas con el cesio y el estroncio están disminuyendo significativamente con la ayuda de los microorganismos-efectivos.

PLANOS SUPERIORES DE AYUDANTES EN LA CREACIÓN POSTERIOR IV. NEPTUNO

NEPTUNO

” Desde el principio de la formación del elemento de agua, su gobernante Neptuno ha actuado en los mundos de la creación posterior y, por lo tanto, también en la Tierra como un siervo inquebrantable de la Luz

Este maravilloso sirviente también puede ser llamado Neptuno, porque en los planos de Valhalla su nombre resuena más sutil y melódicamente que en el mundo humano

El agua, a través de la unión de nervios esenciales extendidos, es su propio cuerpo y está en el agua.

Todos los ayudantes que evolucionaron de Neptuno en el elemento agua resuenan como él en cada partícula de agua.

De todos los ayudantes en la tierra, sus dos hijos, Océano y Poseidón, son los más fuertes.

Océano en las Grandes Aguas de los Grandes Océanos – Poseidón en los mares que rodean las amplias bahías del continente.

Sobre todo, Océano permanece para él y para su gente: una multitud de ayudantes que llevan a cabo sus órdenes y realizan fielmente su trabajo en las aguas de todos los océanos, ya sean heladas o cálidas que irradian los rayos de Apolo.

Océano no necesita la proximidad de las personas y las ve como ridículas en sus trivialidades terrenales, trayendo sobre todo el mal, a través de su arrogancia y pretensión intelectual.

Poseidón es más cercano a las personas en su sensibilidad, ayudándoles de vez en cuando si ve esfuerzos honestos de, por ejemplo, nadadores, pescadores y pilotos.

Pero incluso él se ha retirado a las profundidades de su palacio en los últimos siglos, enviando a sus ayudantes para ayudar a las personas que están en peligro en el mar.

Poseidón también ve con disgusto que muchas personas atribuyen las acciones de las sirenas, formas fantasmas de miedo o seducción humana, así como el peligro en el mar, a las múltiples acciones de sus ayudantes.

Sus ayudantes son maravillosos y cada vez que las personas terrenales pueden encontrarse con algunos de estos amigos leales, no pueden olvidar el esplendor de tal experiencia hasta el final de sus vidas.

El gobernante del elemento agua, Neptuno, es más poderoso en las aguas corrientes, ya que su vivacidad, saltos y burbujas reflejan su alegría y su juventud duradera.

Neptuno y sus dos hijos, Poseidón y Océano, siempre sostienen un poderoso tridente plateado en sus manos, que brilla como la superficie de un lago.

Es su instrumento y al mismo tiempo su cetro que gobierna las masas de agua.

Con un solo barrido, la herramienta de esta regla puede mover todas las partículas de agua, dándoles nueva potencia, refresco y una dirección para fluir

Poseidón y Océano tienen sus hogares en aguas profundas de los mares y océanos.

Estos poderosos gobernantes del elemento agua, llevan sobre sus cabezas una corona que tiene la apariencia de una delgada tira plateada.

La corona está envuelta con hojas finas de una planta de agua rara – en sus lados siempre hay un par de alas, pero tienen una forma especial adaptada al elemento agua.

Neptuno mismo no está atado directamente a las aguas terrenales, ya que su actividad es trabajar en todas las partes del mundo.

En otras partes del mundo, tiene más hijos e hijas: a través de él sirven fielmente a Odin y, por lo tanto, a Mercurio, a la Luz y a Parsifal.

El servicio de Neptuno es más alto que el de ellos y, al mismo tiempo, su conciencia está entrelazada con la de ellos.

Al morar en el círculo que rodea al sagrado Valhalla, el principio de acción de Neptuno es al mismo tiempo donde se encuentre el elemento del agua, incluso si es solo una gota de esta maravillosa y clara forma de materia.

En su grandeza es incomprensible para la percepción humana: el esplendor de la armonía duradera que emerge de sus movimientos es difícil de asociar con su fuerza gobernante.

Simultáneamente, es difícil conectar su fuerza gobernante con la alegría de la infancia que está en él y que se extiende a todos los ayudantes que surgen de su naturaleza.

La risa de huracán de Neptuno con la que es reconocido entre los seres enteales y elementales, se hace eco en el ruido, en el zumbido de las cascadas y en todos los lugares donde el agua supera los obstáculos de piedra en los arroyos o en el zumbido de las olas del mar

Neptuno ama a sus hijos, ama a sus gentiles ayudantes, cuyo cabello se derrite en arroyos y corrientes – – se regocija junto con tritones fuertes y tercos, que acuden a las masas de aguas en los grandes ríos como en un juego alegre

Los tritones – los ayudantes con aguas de los grandes ríos – reglan corrientes que tienen la fuerza de barrer pedazos enteros de tierra cada vez que Neptuno los llama a la orden de Odín.

Desde las profundidades de la tierra, los gigantes empujan el agua que da vida debajo del suelo de vuelta al gobierno de Neptuno – luego los divide en la dirección de los manantiales individuales en la superficie

Cada manantial de agua tiene su propio gobernador, que evolucionó como hijo de Neptuno de su voluntad para cuidar fiel y sabiamente el brillo y la pureza de su chorro de agua.

Muchos manantiales en las profundidades de la tierra – junto con los sirvientes del poderoso Vulcano – mezclando minerales, que luego son transportados con ternura por la gentileza de dichos manantiales a la superficie para ayudar con la salud para muchas criaturas y plantas.

Y en el fondo de la tierra, los elementos de Neptuno y Sirio se chocan – lo que emerge de su tormentoso pero honesto y realmente alegre encuentro ayudando a los ayudantes de Vulcano para reunir sus fuerzas, para poder mover las poderosas placas de continentes dentro de la tierra.

A partir de la radiación creada por la poderosa combinación del impacto de Neptuno y Sirio, los gigantes que sirven a Vulcano tejen tipos de fibras, desde las cuales pueden mover masas de rocas inimaginables con facilidad.

Los gigantes agradecen a los dos gobernantes por este poder – agradecen al pavimentar nuevas formas para el elemento Neptuno y Sirio a explote sobre el suelo.

Luego surgen nuevas fuentes, grietas de rocas calientes o aguas termales y vapores que actúan conjuntamente, saliendo de la roca con fuerza.

Las actuaciones de Neptuno están lejos de ser conocidas por los humanos – – no podemos entender adecuadamente las fuerzas y la radiación que tiene su elemento en sí mismo, fuerzas que podrían ser mucho más útiles para el hombre de lo que era hasta ahora

Cada vez que tocamos el agua, saludemos a Neptuno y sus fieles ayudantes que han dado vida a este elemento, para que pueda ascender en algún lugar del suelo.

La conexión entre las personas y los ayudantes de Neptuno, en reverencia y humildad a su admirable trabajo, solo puede brindarnos ayuda y bendición.

Honremos el precioso elemento del agua y luchemos para asegurar que nuestras acciones nunca traigan ni pena ni dolor a la nación de Neptuno.

El agua limpia y fresca es la base para cualquier tipo de vida aquí en la Tierra

Colaboremos con Neptuno y podremos hacerlo mucho mejor con respecto al elemento agua que nunca antes.

extraido: https://www.cesta-gralu.cz/es/neptuno/

COMO ACTÚAN LOS MICROBIOS DE FORMA CONJUNTA

La ciencia estima que debe haber varios millones de tipos de microbios diferentes. Sin embargo, por el momento sólo conocemos 10.000. Y entre ellos tan sólo unos pocos determinan que un medio sea sano o enfermo. La mayor parte de la microbiología es neutral. Los microbios siguen al grupo dominante y estructuran conjuntamente el medio. Si dominan los que crean enfermedades, el medio enfermará. Si dominan los sanos el entorno será sano. Si erradicamos mediante la desinfección o la medicación todos los microbios, se creará un vacío que en la mayoría de los casos suelen colonizar los microbios que provocan enfermedades, que ya no tienen rivales y se multiplican masivamente. Por eso la mayoría de los médicos después de tomar antibióticos mandan Symbioflor o productos similares, para volver a colonizar el intestino de forma normal lo más rápidamente posible.

Otro ser favorable para la naturaleza es la mosca. Nos indica que hay putrefacción en algún lugar. Las larvas de los mocas viven en las sustancias podridas, y las moscas empujadas por la necesidad de reproducirse, buscan lo putrefacto. Allí es donde depositan sus huevos. Últimamente la medicina utiliza este hecho colocando larvas de moscas en heridas tratadas con terapias convencionales y que no se han curado. Éstas se comen únicamente el tejido putrefacto entran en su digestión (microbiología) y producen al mismo tiempo enzimas y vitaminas en su mucosidad, que estabiliza y protege los tejidos todavía vivos.

LA DIGESTIÓN

La capacidad del intestino de separar los componentes de los alimentos y asimilarlos es fundamentalmente una cuestión de la relación de reciprocidad entre los distintos microorganismos. En el intestino están presentes millones de bacterias, y para que pueda funcionar de la mejor forma posible,

es necesario que estas bacterias tengan una relación de reciprocidad equilibrada.

Hoy en día se conocen aproximadamente el 1% de todos los microorganismos, y los conocimientos de la ciencia sobre las diferentes relaciones simbióticas en el interior del cuerpo humano se encuentra en una fase similar: hace tiempo que se sabe que las bacterias lácticas pueden ayudar a crear una flora intestinal saludable.

Hoy sabemos también que esto está relacionado con un aumento de la producción de ciertas vitaminas B que se originan cuando están presentes las suficientes bacterias lácticas. Pero hay muchos secretos del intestino que esperan todavía a ser descubiertos: según investigaciones recientes, en los intestinos gruesos y delgado se producen tantas hormonas como en las glándulas endocrinas del cerebro.

Hay muchas personas que consideran el intestino un simple canal de paso; esta creencia es un error de graves consecuencias.

Algunos de los motivos por los que se producen desequilibrios de la flora intestinal son los siguientes:

Malos hábitos al comer: a menudo no se mastican lo suficiente los alimentos.

Una alimentación pobre en sustancias vitales, motivada por ejemplo por abonos minerales.

Consumo de agua contaminada (pesticidas, residuos de medicamentos, plomo, óxido, etc.)

Consumo excesivo de azúcar, café, nicotina, alcohol, medicamentos, etc.

Falta de ejercicio físico. También el estrés a distintos niveles, ya sea corporal, emocional o mental, que suele conllevar irregularidades en los hábitos alimentarios.

Todos estos factores reducen la capacidad de funcionamiento del intestino, lo que se manifiesta a través de los síntomas más habituales (congestión, diarrea, flatulencia, dolor abdominal) o de síntomas mucho más graves como inflamaciones, hemorragias o cáncer de intestino. La constitución corporal es la que determina cuánto tardan en aparecer los síntomas.

En el intestino se obtienen los componentes de los alimentos para transportarlos a la sangre y a las vías linfáticas a través de las paredes de las paredes intestinales, de forma que puedan llegar a las distintas células. Si se acumulan sustancias de desecho en el estómago, serán reabsorbidas por la circulación.

Con un sistema inmunológico que cumpla correctamente su función, el cuerpo humano queda liberado de estas sustancias no deseadas;

pero el sistema inmunológico a su vez depende de que el intestino y el metabolismo celular funcionen correctamente.

Así pues, la salud está estrechamente relacionada con el intestino y la función que regula.

 

ME Y EL FENÓMENO QUE LLAMAMOS COEXISTENCIA Y COPROSPERIDAD

Cada una de las especies contenidas en el ME (Bacterias Fotosintéticas, Acido Lácticas, Levaduras, Actinomicetes y hongos de Fermentación) tiene su propia e importante función. Sin embargo, podríamos decir que la bacteria fotosintética es el pivot de la tecnología ME, pues soportan las actividades de los otros microorganismos. Por otro lado, utilizan para sí mismas varias substancias producidas por otros microorganismos.

                       Este es el fenómeno que llamamos coexistencia y coprosperidad

Cuando los ME se desarrollan como una comunidad dentro del suelo, también ocurre lo mismo con los microorganismos nativos de esos suelos. Por tal razón la microflora se enriquece y el ecosistema microbiano comienza a equilibrarse mientras disminuye el porcentaje de patógenos.

Así las enfermedades producidas por los suelos se suprimen mediante el proceso conocido como “competencia exclusiva”. Las raíces de las plantas producen también sustancias útiles como carbohidratos, aminoácidos, ácidos orgánicos y enzimas. Los microorganismos eficientes utilizan este substrato para desarrollarse. Durante este proceso ellos segregan también substancias y proveen aminoácidos, ácidos nucleicos, y una gran cantidad de vitaminas y hormonas a las plantas. Por esta razón en estos suelos los microorganismos eficientes y otras bacterias benéficas coexisten a nivel de la Rizosfera (área de las raíces) en un estado de simbiosis con las plantas.

 ¿Cómo funciona ME?

Lo que los microorganismos efectivos tienen de especial es su funcionamiento.

 Para poder entender mejor este funcionamiento y sus sorprendentes efectos, es necesario observar de cerca los descubrimientos fundamentales y pioneros que el profesor universitario Teruo Higa ha transmitido al mundo como resultado de sus investigaciones en el campo de la microbiología:

  1. El descubrimiento de la diferencia fundamental entre los dos procesos en los que la naturaleza descompone las sustancias orgánicas para aprovechar los organismos resultantes, es decir, la

putrefacción y la fermentación

La putrefacción separa el nitrógeno del material orgánico y lo desprende (en su mayoría en forma de amoníaco) con generación de calor a la atmósfera. En el producto resultante (estiércol líquido y sólido, compost, etc.) se produce una correspondiente pérdida de energía.

  • La fermentación, gracias a los microorganismos correspondientes, incorpora nitrógeno al material orgánico, lo que supone una ganancia de energía; por tanto, el producto resultante es más fácil de digerir y transformar en los procesos subsiguientes (fabricación de humus, fermentos, etc.) y, lo que es más importante, se generan antioxidantes. Además, los procesos de fermentación se desarrollan sin emisión de olores.

El descubrimiento del principio de dominancia es la base sobre la que se sustenta el funcionamiento de ME. Gracias al profesor Teruo Higa, hoy conocemos 3 grupos de microorganismos. Dos de estos tres grupos se denominan Microorganismos jefes, y son los organismos de la putrefacción y la fermentación. El tercer grupo recibe el nombre de “organismos obreros”. Este grupo tan grande de los llamados microorganismos indiferentes trabaja (y ese es el descubrimiento pionero del profesor Teruo Higa) según la proporción cuantitativa de una u otra clase de microorganismos (putrefacción o fermentación) según el principio anterior. Si los organismos fermentadores son mayoría, un gran número de otros microorganismos se apuntan a la fermentación con todas las repercusiones positivas de este efecto sinergético: crecimiento, producción, calidad y conservación de las cosechas. Si son los organismos de la putrefacción los que predominan, todas estas ventajas desaparecen y, además, se produce el correspondiente problema del mal olor.

ME, un talento bioquímico polifacético

Las funciones de este cultivo microbiano sinergético son, en concreto:

la inhibición de microorganismos patógenos, la transformación de sustancias nocivas para la vida en sustancias beneficiosas, la descomposición de material orgánico, y la inhibición de malos olores y podredumbre, lo cual descarta la aparición de enfermedades y plagas provocadas por el ambiente. Estos efectos son consecuencia de las cinco clases de microbios principales presentes en ME, los cuales al realizar su actividad, es decir, al segregar productos metabólicos que a su vez sirven como producto de partida (alimentación) para sus simbiontes, se apoyan y se refuerzan mutuamente. Para obtener más detalles sobre la composición de ME, vaya aquí.

Antioxidación  ysintropía

Cabe destacar la alta capacidad que posee ME para generar antioxidación, un efecto derivado de las grandes cantidades de antioxidantes que se producen ininterrumpidamente durante el proceso metabólico circular de los microbios y que son tan importantes para todos los seres vivos. A este respecto, hay que destacar también (aunque este hecho no se ha podido fundamentar científicamente por la falta de bases actual) el efecto general regenerativo de ME en toda la materia, incluso inerte. Según suposiciones del doctor Higa, esto es así debido a las ondas gravitacionales emitidas por determinados microbios; estas ondas se oponen a la entropía, es decir, a las tendencias universales al caos y la destrucción, y de esta manera actúan sobre toda la materia concebible manteniendo su estructura o, por llamarlo de alguna manera, de modo “sintrópico”. La arcilla y la cerámica pueden incluso retener y reproducir de forma duradera estas ondas particulares.