Anne Katharina Zschocke: «Las bacterias son nuestras compañeras»