TODO ES DÁDIVA DEL SEÑOR Y TODO DEBE VERSE COMO TAL

Todo, incluida vuestra existencia. Así que miran todo con respeto y amor por la luz.

Ya sea un don que tengan que usar para servir a la luz o el don de vuestra propia existencia, presten esmerada atención a ello, y agradezcan al Eterno en todo momento por lo que os ha confiado y lo que siempre os confía.

Hacán un buen uso de vuestro ser, de vuestra vida y de todo lo que la luz ha puesto en vuestro interior. No hay/existe gran o pequeño don visto desde la luz. Todo es útil y debe contribuir al florecimiento del Gran Todo.

Vean en Su creación. ¿Es el árbol más importante que la flor? Vean Sus criaturas. ¿Es uno más importante que el otro? ¡No! Todo es importante porque todo contribuye al equilibrio y la armonía, y cada elemento forma parte del gran plano de Su obra. Cada pieza es un componente del Gran Todo.

¿Por qué debería uno creer o pensar que una persona es más importante que otra, más importante que otra criatura?

En todo, aprendan a ver un don de vuestro Señor tal como es y a considerarlo como tal. Entonces agradeceréis a Aquel el Cual os dona todo a partir del amor. De esa manera dejarais de considerar algo como vuestro, porque todo, absolutamente todo, le pertenece sólo a Él. Sólo Él puede decidir qué uso se le debe dar.

Creéis que tenéis derechos! Pero no tenéis ninguno. Solo tenéis deberes para con Él y todo lo que Él pone en vuestro camino, para que podáis existir y servir, en que podéis sacar vosotros lo que Él dona para el bien de todos, por el bien de todos.  

Amar al Señor significa; cuidar de todo lo que Él ha provisto lo que Él os ha confiado para vivir en su obra.

Todavía no sabéis nada lo que significa todo eso. La partícula más pequeña en el aire o el agua es valiosa. La brizna de hierba más pequeña, desde el insecto más pequeño hasta el animal más grande, cada ser, todo tiene un propósito y contribuye al desarrollo del todo.

Cambien vuestro puno de vista/aspecto. No lo pongan en vosotros mismos y a vuestro ego. Realzan lo y miren todo lo que os rodea, porque todo le pertenece a Él. Entonces veréis el verdadero objetivo y el propósito de todo. Entonces entenderéis que nada os pertenece y entonces pararais queriendo hacer todo para vosotros mismísimo o dominarlo todo.

Elevan todo hacia arriba y miren dentro de vosotros con el entendimiento del espíritu, entonces domináis todo realmente con vuestros ojos, porque veréis con los ojos de la luz. De esta forma podríais lograr todo lo que se os otorga en el movimiento de las leyes de la luz y tendréis ese ojo cuidadoso para todo.

Dejan de querer “poseer” a cualquier precio y siempre querer poseer más y también lo que no os pertenece. Buscan encontrar de nuevo quienes fuisteis vosotros: estos “espíritus verdaderos”, cuyas alas deberías dejar desplegar de nuevo y respeten todo lo que pertenece a Dios. Respétense a sí mismo viviendo en Sus leyes.

Que vuestro amor de ahora en adelante se aplique solo a Él y a todo lo que le pertenece y no a vuestro amor propio, vuestras posesiones personales o vuestros deseos.

Consideren lo que significa el verdadero “amor por la luz”. Esto os ayudará a guiar cada paso, cada acción, cada palabra y cada pensamiento que tengan.

El Caballero Rojo,…… transmitido por Leilak.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.