La rosa crece gradualmente y cubre un área enorme, del tamaño de la cruz en el suelo de la tierra, y ahora aparece una

rosa, emergiendo de la base de la cruz, en el plano de la creación posterior.

Veo una cruz poderosa en el plano de la creación posterior con sus rayos extendidos que llegan hasta los límites de la tierra y una rosa abierta emerge de su corazón.

Después de estas imágenes escuché las siguientes palabras:

«La palabra de la vida de vuestro Señor gobernará sobre la base de Su amor cuando tu tierra esté completamente limpia.

Y entonces cada palabra de vuestro Rey florecerá en la tierra, impregnada de Su voluntad y Su amor.

La palabra de su reino de paz sólo podrá germinar y dar frutos en la tierra de su amor, que está anclado en la tierra. Y su tierra se convertirá entonces en un hogar para Su amor, construido sobre la base de Su voluntad.

Vuestra tierra se transformará en el terreno de Su voluntad, sobre el cual Su amor y Su pureza gobernarán en primer lugar.

Vuestro mundo olvidará todo su dolor y sufrimiento con la aparición de vuestro rey y no faltará nada, ni de ninguna bendición, porque el rey de la creación, a quien pertenece vuestra tierra, vive entre vosotros: PARZIVAL-IMANUEL.

La aparición del Príncipe de Paz, vuestro Señor, traerá consigo la lluvia de Sus rosas sobre vuestra tierra. El Príncipe de la Luz es amor, es paz y es una bendición para vuestra tierra.

Toda la gratitud corresponde a ÉL y su Padre por este sacrificio de amor.

Toda adoración y honor, fama y alabanza se le deben a ÉL.

Aquel a quien pertenece el poder y la majestad, vuestro Señor, quien gobierna en todo momento, se acerca a vosotros para GOBERNAR en vuestra tierra en el Santo Nombre de Su Padre.

Is-Ma-El

Recibido por uno espíritu abierto para ello